miércoles, 29 de junio de 2011

FERNANDO GONZALEZ CORONA, EL OTOÑO DEL CACIQUE AZUL



Por Jorge Olmos Contreras

Fernando González Corona cavó su tumba política poco a poco, a partir de que nació en su mente la idea de ser un cacique similar a otros que manejan los hilos de la política local y que en el PRI no tienen contrincantes ni enemigos que se atrevan a enfrentarlos (entre otros Rafael González Pimienta); es “dueño” del partido y de sus candidatos.

Fernando trató de repetir el esquema, pero en el Partido Acción Nacional (PAN), utilizando al veracruzano Jesús Manuel Díaz Zurita, a quien envió para hacer el trabajo necesario e irrumpir entre las confiadas huestes blanquiazules y arrebatarles la candidatura a la presidencia municipal.

Que se recuerde, Fernando ganó la elección por la fortuita combinación del hartazgo ciudadano, dadas las malas administraciones municipales priistas (menos peores que de Gustavo González, Javier Bravo y Salvador González) y la inversión de muchos billetes, dinero que convenció a toda la militancia panista y, por supuesto, proyectó su imagen ante la ciudadanía de Puerto Vallarta.

Fue por más, cuando dejó el cierre de la administración municipal en manos de Humberto Muñoz, y fue tras la diputación que también ganó apoyado en su fortaleza financiera; por su parte, el ahora director del Seapal Vallarta, hizo un buen trabajo y entregó cuentas claras y buenas, un capital político que fue aprovechado por el factótum de Fernando llamado David Cuevas García.

SUEÑOS FRUSTRADOS

Sin embargo, entre la licencia como presidente municipal y su campaña por la diputación, Fernando tuvo sus primeros escollos, pues el “neopanista” no pudo seguir mangoneando en el municipio con Humberto Muñoz como alcalde interino, pues este asumió a cabalidad la responsabilidad de la comuna.

La primera prueba de que no podría comprar a todos los panistas con su dinero, no fue suficiente. González Corona ya un poco enloquecido por su caciquil sueño, quiso subir varios escalones de un brinco, para apoderarse de la gubernatura de Jalisco, cosa que no pudo lograr, y que además descubrió sus irrefrenables ambiciones.

La militancia panista en Jalisco, más acostumbrada a confiar las candidaturas a personajes de arraigo, con historia dentro del partido, hizo lo que tenía que hacer para deshacerse de una amenaza de cacique, que con claridad vieron en las intenciones de Fernando González Corona.

Mal visto, incluso despreciado tras su loca aventura por la gubernatura, Fernando descubrió la realidad y quizá lo pensó mejor, pues no es lo mismo apostar a ganar, depositando fichas en toda opción política viable, que seguir metiendo dinero para promoverse a sí mismo, un esfuerzo que en el Partido Acción Nacional ya no habría de rendir frutos, como pudo comprobarlo al querer ser candidato a gobernador.

LA ESPOSA INCOMODA

Hasta allí llegó su carrera como “panista”, lo habría comprendido perfectamente, y por eso decidió posponer y modificar su sueño de opio: convertirse en cacique del PAN, la contraparte de Rafael en el PRI.

Renunciaría a Acción Nacional, pero no dejaría totalmente a este Partido, pues sus intereses seguirían, representados ahora por su mujer, Eva Contreras, a quien no le fue nada mal, pues la fortuna habría de sonreírle con un escaño en el Senado, prestado, pero al fin y al cabo, un sitio de poder y privilegios que intentaría aprovechar al máximo, como lo demuestra el fallido ensayo de torcer la ley para permitir el aprovechamiento y destrucción de manglares.

Luego, Eva tuvo que devolver la curul, una vez que Alberto Cárdenas tronó como secretario de Estado y regresó al Senado para dejar escuchar su rebuznada; cualquiera pudiera pensar que la “carrera política” de la pareja González Corona-Contreras hubiera terminado, sin pena ni gloria, pero no, tenía que haber otra intentona de jugar al cacique.

LAS PAREDES ESCUCHAN

De hecho, en la más reciente junta mensual del PAN, no fueron pocos los que hablaron y fuerte, sobre el proyecto político de Fernando González Corona y Eva Contreras. Olvidaron que las paredes escuchan.

De entrada, sobre Eva y Fernando dicen que “la última oportunidad para permanecer en el único partido cuya militancia es capaz de soportarlos, se centra ahora en la figura de “El Mochilas”, el diputado Ramón Guerrero --el nuevo títere de los González Corona-Contreras— (eso es lo que se comenta al interior del PAN, no es frase del columnista), el único de los presuntos precandidatos a la presidencia municipal, que les garantiza el regreso al control del PAN, el cual perdieron por ambiciosos y traidores”.

Esto lo escuchamos de algunos militantes: “Los panistas verdaderos se han dado cuenta de que la multicitada pareja de empresarios mete en toda elección local, dinero a los candidatos del PRI y del PAN, pues su objetivo es cobrar favores; y que ahora están llevando al matadero al “Mochilas”.

Que “se apoyan en una figura que en Vallarta nadie conoce, que la militancia panista local desestima, desde que no acude a las asambleas y está dedicado a hacer campaña al más puro estilo priista, regalando láminas de cartón, cemento pasado y promesas, muchas promesas que seguramente ni chance tendrá para cumplir”.

$ 30 MILLONES POR DELANTE

Que “lo único real que promete “El Mochilas”, es reavivar los sueños de Fernando González Corona por convertirse en el cacique del PAN, moviendo éste los hilos de su señora, que a su vez jala los de Ramón Guerrero, quien gracias a eso puede andar presumiendo: “Traigo 30 millones para gastarlos en mi campaña”, según los comentarios escuchados en esa asamblea.

También hablan de que “la última intentona de Fernando y Eva, reflejada en los comentarios de su “vocero” oficial, el decaído Jesús Manuel Díaz Zurita, que ahora desde la página dos de Tribuna, se dedica a “meter miedo” entre quienes se están organizando para dejar a sus patrones al margen en esta contienda política, por lo menos en lo que se refiere al PAN”.

Hasta ahí las voces de los panistas.

Nosotros por nuestra parte consideramos que las uñas de Eva son lo único que sostiene a los Corona-Contreras en “su” partido, pero la doña acaba de meterlas al esmeril, luego de protagonizar una marcha de apoyo a Salvador González Reséndiz, y de haber obligado a dos regidores panistas para que continuaran el torcido camino que en la administración pasada siguieron Santiago Centeno, Ricardo René Rodríguez y Raúl Melín.

Es así que se avizora el despertar de la militancia panista, en cuya última asamblea dejó ver lo que siente por el frustrado cacique y su portavoz en el partido, Eva Contreras, que hizo gracioso mutis en esa reunión, donde fue criticada duramente por marchar de la mano de Rafael Yerena, apoyando lo que a todas vistas es una obra carente de proyecto y transparencia.

Las amenazas veladas de Jesús Manuel Díaz Zurita, director del periódico Tribuna de la Bahía, propiedad de Fernando González Corona, son el último y desesperado intento del matrimonio por darle vida a un proyecto político, que se enfrenta al trabuco conformado por los grupos de José María Ibarría, Juan José Cuevas y Humberto Muñoz Vargas.

Si observamos con detenimiento, la unión de estos tres es real y firme; de allí la desesperación de Fernando, que puede verse en los editoriales de Díaz Zurita, y es que los Corona Contreras impidieron a como diera lugar, el paso del desaparecido Chema Ibarría a la candidatura por la presidencia municipal, mientras que Humberto Muñoz lo apoyó con todo y al final compartió con él la derrota, pues hay que recordar que una de las hermanas del director del Seapal, era parte de la planilla de José María.

No es la primera vez que se unen los grupos de Chema y Humberto Muñoz, que comparten ahora con Juan José Cuevas un objetivo común: librarse de una vez por todas de la presión que como militantes y políticos, ejerce sobre ellos la fortuna de Fernando González Corona, un tipo que sueña con ser cacique, y que alucinó llegar a gobernador.

Esto no se pudo, y parece que lo otro, tampoco podrá, pues de un lado de la balanza, Fernando González parece estar poniendo todos los huevos en la canasta de Ramón Guerrero, y en el otro están firmemente colocados, el espíritu y la gente de Chema, del “Peri” y de Muñoz Vargas.

Todas y todos en estos grupos, conocen muy bien las intenciones de Fernando, y a estas alturas no dejarán que los deslumbre con su dinero; lo dicho, estamos viendo llegar el final de un frustrado aspirante a cacique.

INFORMACION CLASIFICADA

A UNOS DIAS DE LAS ELECCIONES EN BAHIA DE BANDERAS, SALEN a relucir nuevos datos de cómo el actual alcalde, Héctor Paniagua Salazar se fajó los pantalones para enfrentar al gobernador, Ney González Sánchez y a los grupos de la CTM que impulsaban la candidatura de Roberto Mejía, para sacar adelante el proyecto de Julio Larios García, hermano del tesorero del Ayuntamiento de esa demarcación.

En una reunión a puerta cerrada –donde estaban los precandidatos y sus impulsores como Ney González, Roberto Sandoval y el propio Paniagua—el gobernador nayarita, por increíble que parezca, quería que el candidato fuera el ex alcalde Jaime Cuevas Tello. Dicen que en ese momento Paniagua se levantó de la mesa y le dijo a Ney: “Está bien, pero nosotros ya nada tenemos qué hacer aquí, nos vamos”, en una clara alusión a que no apoyarían semejante candidatura.

Luego quisieron imponer a Mejía, pero también fue rechazada por Paniagua, quien habló y fuerte para que el candidato fuera Julio Larios, lo que finalmente sucedió.
Paniagua contaba con el apoyo de 50 diputados federales del PRI que antes le habían propinado un duro golpe a Ney González al cambiar la dirigencia estatal del PRI –en pleno proceso electoral--, al quitarle a Griselda Esparza Flores e imponerle al diputado federal Manuel Cota Jiménez; con ese respaldo, Paniagua ganó de todas, todas y dejó muy mal parado a Ney y a los cetemistas.

Ahora hay que esperar el resultado del domingo, cuando se sepa si Paniagua se equivocó o tuvo la razón con Julio Larios.

lunes, 27 de junio de 2011

INFIDELIDADES POLITICAS, EL CASO JUAN CARLOS CARRILLO


Por Jorge Olmos Contreras

Con siete años al frente de la Fundación priista General Leandro Valle, el actual subtesorero municipal del Ayuntamiento, Juan Carlos Carrillo Flores, es todo un caso para la reflexión y el análisis si de asuntos de infidelidades políticas se trata; ya que a menos de un mes de que el PRI cambiara su dirigencia municipal, el señor Carrillo se quitó la careta y comenzó a exponer su verdadera identidad para mostrarse como tal y enseñar una parte oscura de él que no conocíamos.

Como niño berrinchudo, Juan Carlos Carrillo no pudo superar el ridículo que hizo en el proceso interno del PRI para elegir a su nuevo (a) presidente y al secretario general, ya que él siempre presumió entre los miembros de la Fundación Leandro valle que nadie le quitaría la posibilidad de ser líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puerto Vallarta.

Mareado por una repentina aparición en los medios de comunicación, donde no reparó en gastos para pagar inserciones completas para que hablaran bien y bonito de su “trayectoria política”, Juan Carlos no sólo creyó que en realidad podía ser presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) del PRI, sino que también podría ser alcalde de Puerto Vallarta en el año 2016.

Tan ingenuo es y se comportaba, que todavía piensa que él va a ser el “bueno” para el 2015 y que nadie, ni siquiera el actual alcalde, Salvador González Reséndiz ni mucho menos el líder de la CTM y diputado federal, Rafael Yerena Zambrano, podrán impedir que se convierta en candidato del PRI a la presidencia municipal, pues presume tener mucho arrastre entre los jóvenes, y sobre todo, mucha ascendencia y carisma entre las mujeres.

LA TRISTE REALIDAD

Pero la realidad es otra y es muy distinta a la que pinta Juan Carlos Carrillo, quien en siete años prácticamente ha desaparecido la Fundación Leandro Valle por sus deslealtades políticas y por engañar a personas que un determinado momento dieron todo por ayudarlo.

Al filo del abismo y sin fuerza, ni dignidad siquiera para desempeñar un cargo público –ya que lo ven como un “aviador” más del Ayuntamiento al ser ninguneado por la tesorera Martha Alicia Peña, quien le impuso a la nefasta Lorena Hernández Becerra que ostenta el cargo de Jefa de Ingresos, pero quIen es la verdadera subtesorera—Juan Carlos Carrillo se acaba de aventar de enemigo ni más ni menos que a Rafael Yerena Zambrano.

Y es que no fueron pocas las personas que han escuchado a Juan Carlos Carrillo despotricar contra el secretario de la Federación de Trabajadores (FTJ) de la CTM en Jalisco y líder moral del priismo vallartense. Lo menos que ha dicho de él, es que es una persona injusta y poco confiable. Que por culpa de Yerena, él, Juan Carlos Carrillo, gastó “muchísimo” dinero en la campaña interna del PRI.

“Que si Yerena ya sabía que la decisión iba a ser por “dedazo”, que para que jugaban con él. Que para qué le mintieron y le hicieron creer en los Reyes Magos. Qué para qué le bajaron el cielo y las estrellas si al final iban a salir con su domingo siete”.

LOS RECLAMOS

Todavía peor, Juan Carlos Carrillo, lamiéndose las heridas, le dijo a gente cercana a su círculo de amigos –casi siempre amigas—una confidencia que más que nada fue una indiscreción, al sostener que Rafael Yerena --por conducto del actual procurador municipal, Jorge Luis García Delgado, mejor conocido como Gío-- le mandó a decir que dejara su activismo político, porque la presidenta del PRI iba a ser la regidora Gloria Palacios. (Como en efecto, sucedió.

Aún más, en corto, Carrillo Flores habría dicho que Rafael Yerena le ofreció la Secretaría de Organización del CDM del PRI, pero que él, muy dignamente, rechazó la propuesta indecorosa; porque él, Juan Carlos Carrillo, “no le iba a hacer el trabajo a dos huevonazos como Gloria Palacios Ponce y Gabriel Salcedo Angulo. Que se fueran a la goma, que él no se iba a prestar a esto”.

Sin embargo, y con todo y berrinche de por medio, Juan Carlos Carrillo anda como chivo en cristalería, tratando de convencer a los pocos amigos que le quedan para que se sumen a su proyecto político, porque es “casi seguro” que él va a ser el candidato del PRI a la presidencia municipal en el 2015.

APOYOS EMPRESARIALES

Loco y desfasado, el señor Carrillo ha presuntamente utilizado argumentos poco convincentes, como el presumir que ya tiene importantes empresarios que le van a invertir muchísimo dinero a su proyecto. Que uno de estos “importantes” inversionistas, es el actual gerente del grupo Radiorama en Puerto Vallarta, Francisco “Paco” Pérez, quien dicho sea de paso, no tiene ni en qué caerse muerto, es más bien un rentista de sus propios intereses.

Pero suelto de lengua como es, Carrillo Flores ha comentado cosas verdaderamente delicadas que implican a Paco Pérez en actividades de dudosa reputación, como involucrarlo con grupos de mafiosos para saldar algunas cuentas personales; como las que supuestamente tuvo el propio Carrillo con el marido de una empleada municipal, quien lo habría amenazado con dañarlo físicamente por andar de novio con su esposa (La del cónyuge).

Pero eso es lo de menos, ya que actualmente al interior del Ayuntamiento se presume que Juan Carlos Carrillo sostiene una relación extramarital con una empleada del Departamento de Catastro Municipal de nombre Argelia, y que por este sólo hecho, descuida sus actividades --ya no digamos de la sub tesorería municipal, pues como ya señalamos, Juan Carlos sólo es una figura decorativa frente a la Jefa de Ingresos, Lorena Hernández--, sino también de la Fundación Leandro Valle, al grado tal que en breve estará en Puerto Vallarta el líder nacional de esa agrupación para tratar de enderezar el organismo y quitarle la estafeta a Carrillo.

Al confrontarse con Rafael Yerena, Juan Carlos Carrillo piso un callo, y ahora comienzan a surgir informaciones delicadas que podrían afectarle enormemente para seguir como subtesorero municipal, ya que se presume que pese a ser funcionario del Ayuntamiento, mantiene un contrato –verbal o por escrito—para operar cuatro camiones de volteo (propiedad de Carrillo) en las diferentes obras y trabajo que realiza la comuna, lo que viola la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

HERENCIA DE ALCOBA

Pero eso no es todo, también le investigan la relación que mantiene en la operación de varios camiones del transporte urbano (de los azules) y de donde saca mucho dinero para invertirlo en sus actividades políticas; aunque en el fondo, se sabe que las unidades son propiedad de la familia de su verdadera esposa, Aidé Rodríguez Aguirre.

Al mezclar los problemas de alcoba con las actividades públicas y políticas, Juan Carlos Carrillo está generando todo un coctel explosivo que le podría explotar en la cara en cualquier momento y, desde luego, frenar cualquier aspiración política; y más que eso, poner en riesgo su permanencia en el Ayuntamiento.

Si recordamos, Carrillo Flores está en un puesto que no ejerce, gracias, y solamente gracias al alcalde Salvador González Reséndiz; quien lo rescató de las fauces del ex presidente municipal, Javier Bravo y su tía Aurora Arreola, quienes lo despidieron en los últimos días de su administración (2009) por encabezar un mitin de protesta porque no les habían pagado el aguinaldo.

Juan Carlos Carrillo, fue de los primeros empleados del Ayuntamiento que denunciaron penalmente a Javier Bravo por el desvío de recursos de los fondos de pensiones. Pero un día, Chavita (el alcalde) le dijo que ya no le moviera más a las denuncias. Que a cambio, le daría la sub tesorería municipal, puesto y facultades que ha ejercido desde el 2010 una señora que odian casi todos los trabajadores burócratas: Doña Diabla, Lorena Hernández Becerra.

Por todo esto, bien haría Juan Carlos Carrillo en reflexionar qué ha hecho mal últimamente como para que se le venga el mundo encima y lo expongan en la arena pública.

INFORMACION CLASIFICADA

ALGO HAY EN EL AMBIENTE, PERO HONESTIDAD EN LOS CUERPOS POLICIACOS Y MILITARES NO, ya que el viernes pasado un caso llamó la atención de propios y extraños –y aunque se quiso ocultar la información— trascendió que la policía local detuvo a un joven soldado, de nombre Eduardo Morales Martínez --adscrito a la 41 Zona Militar-- en las inmediaciones del Barrio Santamaría, presuntamente ebrio, drogado y enseñando sus partes nobles a los transeúntes y en poder de tres “grapas” de polvo blanco, al parecer cocaína y lo enviaron a la cárcel municipal.

Dicen que este hecho causó enojo y rabia en la comandancia de la zona militar –no obstante que los hechos le daban la razón a los municipales--, al grado que se enfurecieron aún más porque el Ministerio Público Federal habría consignado al elemento militar por presuntos delitos contra la salud.

Los medios manejaron la información y hasta la foto del presunto transgresor de la ley.

Bien por los municipales, pero todavía mejor y se respeta su trabajo y se aplaude, a los encargados del Ministerio Público Federal asignados a la subsede de la PGR, porque trabajaron sin parcialidad alguna.

TRAS UN “DICTAMEN” O “ESTUDIO” DE PRODUCTIVIDAD, AVALADO POR EL ACTUAL DIRECTOR, JESUS MANUEL DÍAZ ZURITA, el dueño del periódico Tribuna de la Bahía, Fernando González Corona --quien hace poco encabezó la “marcha” a favor de la obra del Malecón--, ya tiene en su escritorio los cheques firmados por él –según trascendió al interior del diario-- para despedir (liquidar según su propia visión de la Ley Federal del Trabajo, máxime si los consideran “socios” de una empresa “outsourcing”, (o Pagadora); a dos de los empleados que han dado la mitad de su vida (o más) al diario de Eva y Fernando.

Nos referimos a los compañeros Javier Santos y Gerardo Cortés, dos periodistas que se han convertido en valiosos comunicadores por su experiencia y profesionalismo al frente del diario. Los dos tienen familia, hijos pequeños a quienes mantener y formar; pero más que eso, tienen el conocimiento de muy pocos, por los años que han estado al frente del Tribuna como reporteros.

Sin embargo, como Zurita se cree la panacea de Tribuna de la Bahía, poco le importa afectar a las familias de estos periodistas. Igual lo hizo con Noemí Zamora, a quien hostigó y cansó (le reprochaba hasta sus amistades con otros periodistas) hasta que la mujer prácticamente huyó y se fue a Los Cabos para trabajar con el “diario hermano” del Tribuna, Tribuna de Los Cabos, a cargo de David Rojo, un periodista veracruzano que se quedó atrapado en el túnel del tiempo y que si antes rechazaba (como hoy Zurita) los arreglos y publicidad gubernamentales, hoy son copartícipes de las prebendas y canonjías de los gobiernos.

Sobre todo en Baja California, donde Tribuna de los Cabos (pero todavía más, David Rojo) no tienen la más mínima competencia periodística y no hay quién les haga sombra para amarrar jugosos contratos millonarios de publicidad.

Por supuesto, todo a cambio de no hablar mal del gobierno en turno y hacer feliz a Fernando González Corona, que en menos de una década se le olvidó lo que significa la lucha social por los más pobres y necesitados.

Él sólo quiere dinero y más dinero, así sea pisoteando a los trabajadores.
--

viernes, 24 de junio de 2011

LOS EXPEDIENTES X DE LOS CANDIDATOS EN BAHIA DE BANDERAS


Por Jorge Olmos Contreras

Sin el mínimo respeto por las reglas del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), los partidos políticos y sus candidatos han hecho de Bahía de Banderas un auténtico cochinero en vísperas de las elecciones constitucionales que se celebrarán el primer domingo del mes de julio de este año 2011.

Con una prensa complaciente y casi, casi cómplice de los partidos políticos, los candidatos se han despachado con la cuchara grande para violar todo tipo de disposiciones que claramente señala el Cofipe; pero como en tierra de ciegos el tuerto es el Rey, nadie acata las reglas y todos rompen la ley.

La colocación y fijación de la propaganda electoral la han colgado hasta en la carretera federal 200, no obstante a que está prohibido colgar elementos en el equipamiento urbano, según el artículo 236.1 del Cofipe.

Otro ejemplo lo tenemos con el candidato del PRI –un hombre dúctil y manufacturado por el actual alcalde Héctor Paniagua, casi, casi hecho a su forma y semejanza—Julio Larios, se ha dado gallo con el dispendio de recursos económicos. Y si antes Paniagua lo apalancó con comilonas y regalo de sillas de montar (que son carísimas), hoy en plena campaña reparte dinero a manos llenas, sin importar violar el tope permitido.

SIN PANTALONES

Y es que a los políticos de rancho como Julio Larios y su patrón Héctor Paniagua, no les importa en lo más mínimo lo que diga el Cofipe y la ley electoral del Estado de Nayarit, ya que no hay una sola persona con los pantalones suficientes en Bahía de Banderas para poner un alto a este ofensivo dispendio de recursos para comprar la alcaldía.

Los lambiscones que andan con Julio Larios y que rezan todos los días para que gane la elección –ya que de lo contrario tendrían que irse a trabajar de albañiles o de vendedores de playa--, no reparan en cuestiones tan delicadas como los informes que hablan de la deshonestidad del señor Larios, un sujeto sobre el que pesa un juicio por malos manejos en el ejido de San Juan de Abajo y donde todavía están en juego por lo menos nueve millones de pesos.

Julio Larios está haciendo una campaña de engaños y falsas promesas, y para que usted se dé una idea de la clase de persona que es y las barbaridades que podría hacer una vez instalado en la presidencia municipal de Bahía de Banderas, le podemos contar que este señor se dedicó a vender las tierras del ejido de San Juan cuando fue presidente de la mesa directiva de ese núcleo ejidal, y so pretexto de que la asamblea era la que decidía, cometió una serie de arbitrariedades –muchas de ellas ilegales—en perjuicio de decenas de ejidatarios a quienes afectaron con ventas de terrenos ventajosas y en condiciones lesivas para el ejido.

EL TITIRITERO

Con un presidente y titiritero por excelencia como lo es Héctor Paniagua, Julio Larios salió prácticamente de la nada para convertirse en candidato del PRI a la alcaldía de Bahía de Banderas, pasando por encima de todos los demás y pisoteando la dignidad de un pueblo que está harto del caciquismo ranchero y ancestral que vive el municipio “más joven” de Nayarit.

Pero como todo político que sale del ostracismo y se anuncia en la arena pública, Julio Larios de pronto cobró importancia en todos los ámbitos por ser el candidato más fuerte de la contienda electoral y en este escenario muchos comenzaron a preguntarse quién era este señor y qué méritos tenía para ser impuesto por “dedazo”, con una encuesta disfrazada, como el abanderado del PRI a la presidencia municipal.

Algunos en Bahía de Banderas tiene inquietud en conocer más de Julio Larios, mientras que otros están a la expectativa de que se cuente la verdad del candidato del PRI, ya que quienes los conocen de cerca, dicen que es una persona en la que no se puede confiar, porque incluso en el ámbito conyugal terminó mal cuando fue regidor del municipio.

Previendo la tormenta que viene, Julio Larios intentó curarse en salud al señalar que él no se iba a prestar a chantajes y que no permitiría que nadie se metiera en su vida privada.

FIGURA PÚBLICA

Sin embargo, a Julio Larios se le olvida que es una figura pública por ser candidato a la alcaldía y que está expuesto a que alguien indague hasta lo que comía cuando estaba en primero de primaria, de ahí que algunos en Bahía de Banderas, pero sobre todo en San Juan de Abajo estén interesados en que los medios de comunicación publiquen el “affair” que sostuvo con una conocida reportera cuando fue regidor en la primera administración de Héctor Paniagua Salazar.

Quizá al lector no le interese la vida romántica de Julio Larios, sin embargo, el caso cobra especial relevancia porque en Bahía de Banderas se menciona con insistencia el hecho de que el señor Larios pudo haber incurrido en el desvío de recursos públicos, con la complicidad de Héctor Paniagua, para fincar la casa de su amante periodista en la colonia Bobadilla de Puerto Vallarta, a donde Julio se mudó algunos días.

Incluso se habla de que se utilizaron empleados del Ayuntamiento y se sustrajeron materiales para levantar la casa de la amante del señor Larios.

Y como en pueblo chico infierno grande, en San Juan de Abajo pronto se dieron cuenta de que Julio Larios salía con una reportera de Vallarta que trabajaba para el Ayuntamiento de Bahía de Banderas. La especie llegó a oídos de la esposa de Larios, quien armó un escándalo y después se separó del hoy candidato del Revolucionario Institucional.

En la actualidad, Julio Larios sigue viendo a su amante, aunque él siempre dice que es su amiga y la mantiene alejada de los reflectores para que no afecte su campaña político electoral.

DAÑOS COLATERALES

Pero bueno, quizá el señor Larios piense que este asunto es de incumbencia estrictamente personal y privado; no obstante, como señalamos líneas arriba, cuando se está en la arena pública una persona se expone a esto y mucho más.

Los daños colaterales de toda actividad política y pública siempre son considerados por el equipo de campaña en este caso, pero aquí estamos seguros que nadie le preguntó a Julio Larios si tenía cadáveres en el closet, por lo que hoy están saliendo a relucir algunos asuntos que no lo dejan bien parado.

Y es que muchos se preguntan cómo es que va a gobernar Bahía de Banderas, si ya cometió una traición de alcoba. ¿Qué confianza pueden tener los ciudadanos cuando se les presenta un candidato de estas características como aspirante a presidente municipal?

Con esposa y sin esposa, con amante o sin amante, Julio Larios sigue siendo el candidato más fuerte, por desgracia, para ocupar la presidencia municipal de Bahía.

INFORMACION CLASIFICADA

DISIDENTE PRIISTA, OSCAR VALENZUELA
podría ser la mejor opción para cambiar el gobierno de Bahía de Banderas, él es candidato a alcalde por el PRD, pero en su pueblo, que es Valle de Banderas, se cuenta una historia que debe poner los pelos de punta a cualquiera y que lo descalifica para el cargo.

Resulta que un mal día de este año se presentaron unos sujetos a la casa de un señor en Punta Mita. Decían que eran Zetas y le exigían una considerable cantidad de dinero al dueño de la finca, que tendría que llevar los billetes a una casa de Valle de Banderas, y que si se negaba, lo matarían y le quitarían la casa.

El señor, de quien omitimos su nombre por razones obvias, se asustó mucho y para evitar que le hicieran daño, fue a la casa que le dijeron para entregar el dinero de la extorsión. Su sorpresa fue mayúscula al percatarse que el domicilio al que lo mandaron los presuntos Zetas era un conocido depósito de cerveza de una tal señora “Doña Pola”, quien resultó ser la madre de Oscar Valenzuela, el hoy candidato del PRD a la presidencia municipal de Bahía de Banderas.

Según el testimonio de este señor, habría entregado el dinero a un sujeto que estaba dentro de la casa de Doña Pola y que al parecer usaban como domicilio para cobrar las extorsiones. Que incluso, en la misma casa se encontraba Oscar Valenzuela.

Cierto o falso es un caso para que las autoridades investiguen a fondo, ya que días después de este incidente, Doña Pola anduvo pidiendo apoyo a varias personas –algunos de ellos del medio político—para que apoyaran a su hijo en su proyecto de llegar a la presidencia municipal, pero quien se rehusaba, pagaba las consecuencias.

Un señor de San José del Valle –esto pasó mucho antes del proceso electoral-- que no quiso apoyar a Oscar Valenzuela y que le negó ayuda a Doña Pola, recibió días después una llamada telefónica en la que lo amenazaban de muerte a él y a su familia. Que si no entrega 70 mil pesos, que después se bajaron a 30 mil hasta quedar en dos mil pesos, levantarían a su hija.

Lo curioso de todo es que el sujeto que llamaba sabia todo de la familia de este señor, desde el número de hijos, hombres y mujeres, hasta la escuela a donde iban sus nietos, por lo que el susto fue mayor y siempre le quedó la duda de quién lo había puesto para extorsionarlo.

En este espacio no estamos ni a favor ni en contra de ningún candidato, pues como ya vimos hasta Rafael Cervantes del PAN tiene una denuncia penal por fraude, sin embargo, escribimos estos comentarios para que los lectores se formen un criterio de los candidatos que hoy se disputan la alcaldía de Bahía de Banderas.

En el caso de Oscar Valenzuela, la información es para que la autoridad competente tome cartas en el asunto. Nosotros sólo exponemos el comentario y los trascendidos, sin que por ello se nos pretenda acusar de una afirmación tajante.



miércoles, 22 de junio de 2011

MURIO CHEMA IBARRIA, EL ETERNO CANDIDATO DE VALLARTA


Por Jorge Olmos Contreras

El escenario político de Puerto Vallarta ya no volverá a ser el mismo sin Josemaría Ibarría González. No, porque este señor, vallartense de Vallarta, siempre le imprimió un toque especial a las campañas internas, tanto del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como en Acción Nacional, donde también siempre hubo alguien que le pusiera piedras en el camino para impedir que llegara a la presidencia municipal de su pueblo.

Ayer su cuerpo fue trasladado del Distrito Federal a Puerto Vallarta para preparar el servicio en la funeraria Celis, hasta donde llegaron amigos –y otros no tanto-- que en vida lo fueron de Chema Ibarría, el candidato eterno a la alcaldía, quien falleció de cáncer terminal en un hospital de la Capital mexicana.

Con la partida de Chema Ibarría, el camino queda libre para muchos que quieren ser candidatos a presidentes municipales, toda vez que Chema era un hueso duro de roer, un político que significaba una garantía de triunfo en caso de haber sido el abanderado de su partido, pero que por envidias y cerrazón de los partidos en los que militó, nunca pudo alcanzar la meta.

Haciendo una remembranza, podemos citar los tiempos en que Chema y Rafael Yerena Zambrano fueron los únicos que se enfrentaron al “dedazo” del entonces gobernador, Guillermo Cosío Vidaurri, quien allá por 1991 impuso como candidato a la alcaldía a Rodolfo González Macías, quien resultó ser un presidente corrupto, nefasto y prepotente que llegó a conquistar Puerto Vallarta con un grupito de iluminados como Alfredo Bishop Montoya (que de director de seguridad pública pasó a ser vendedor de vajillas en Guadalajara) y Sergio Silva Pantoja, el artífice de todas las transas en la administración de Rodolfo.

EL DEDAZO DE COSIO

En ese tiempo, el Consejo Político del PRI Municipal se reunió en el hotel Oro Verde (hoy San Marino) para rechazar la propuesta de Cosío Vidaurri y votar a favor del ya desaparecido Cheto Baumgarten (a la postre compadre del propio Cosío), quien se convirtió en fugaz candidato del PRI a la alcaldía.

Sin embargo, lamiéndose las heridas, Rodolfo se lanzó a Guadalajara para que Cosío Vidaurri le entregara la candidatura, desconociendo de esta manera la decisión del Consejo Político, por lo que tanto Chema como Yerena amenazaron con tomar las calles para repudiar tan nefasta imposición.

Cómo olvidar la cara del periodista Luis Alberto Alcaraz –quien ya estaba vendido con Rodolfo González Macías—cuando a las afueras del salón del hotel Oro Verde se dio a conocer la noticia de que el Consejo había rechazado a Rodolfo y elegido al Cheto Baumgarten. Su rostro denotaba angustia, pues traía en las manos un periódico “extra” del Vallarta Opina donde con grandes titulares que decían “YA”, anunciaba que Rodolfo era el bueno.

Después del “dedazo”, Luis Alberto Alcaraz se convertiría en el Director de Comunicación Social del Ayuntamiento, siendo presidente precisamente González Macías, mientras que Chema y Yerena sufrían los abusos políticos del gobernador Cosío y lamentaban la derrota.

EL CAMBIO DE ESTAFETA

Chema siguió militando en el PRI hasta el año 2000, pues cansado de tanta podredumbre e imposiciones que suelen darse en ese Partido, decidió pasarse a las filas panistas, no sin antes sufrir otro “dedazo” priista en la persona del dueño del periódico Vallarta Opina, Luis Reyes Brambila, quien perdería vergonzosa y lastimosamente frente a Pedro Ruiz Higuera.

Antes, en 1997 el PRI tenía en Chema Ibarría una carta fuerte para contender por la presidencia municipal frente al candidato del PAN, David Cuevas García, pero pudo más la miopía política y el “dedazo” de algunos priistas para imponer a Rodolfo Gómez Bernal, quien también perdería los comicios.

Una vez en el PAN, no fueron pocos los envidiosos que comenzaron a cerrarle espacios a Chema, y de ser la mejor carta para que Acción Nacional recuperara la alcaldía en el 2007 –tras la vergonzosa derrota de Eva Contreras frente al priista Gustavo González Villaseñor—los panistas amafiados en grupúsculos sacaron adelante la candidatura de Miguel Ángel Preciado Bayardo, dejando en el camino a Chema Ibarría.

Mike Preciado, quien obedecía y obedece a los intereses de Fernando González Corona y su esposa Eva, logró ganar la candidatura del PAN en el 2006, gracias a que muchos simpatizantes de Chema se equivocaron al votar en la segunda vuelta y con su accionar eliminaron decenas de votos, lo que favorecería otra vez al clan de González Corona, aunque al final su “gallo” perdió en la constitucional frente a Javier Bravo.

LA QUESERA Y LAS TRAICIONES

Sobre Eva, el resto de la película ya la saben muchos, pues se la pasó diciendo toda la campaña que su vida se había formado a base de esfuerzos y de vender quesos en Colima, de ahí se gano el mote de “La Quesera” y finalmente perdió la elección frente al priista Gustavo González Villaseñor, quien sacó una votación histórica, nunca antes vista en este puerto.

Para las elecciones internas del 2009, Chema Ibarría volvió a competir para ser candidato del PAN a la alcaldía. Sus contrincantes eran Ignacio Guzmán García y Francisco Vallejo Corona, quienes hicieron todo tipo de operaciones –como ofrecer puestos públicos—para derrotar a Chema.

El caso de Paco Vallejo fue más vergonzoso, pues no obstante a prometer el voto para Chema en una eventual segunda vuelta, faltó a su palabra y traicionó a Chema, ya que en el bar “El Barracuda” se juntó con gente de Nacho para ofrecerle sus votos a cambio de ciertos privilegios.

Chema traía todo el apoyo del director del Seapal, Humberto Muñoz Vargas, pero a la hora de la votación fue claro que el grupo de Muñoz Vargas no respondió y no votó por Chema Ibarría, dejando el camino para que el candidato fuera Ignacio Guzmán García, quien como ya vimos, perdió frente a Salvador González Reséndiz, gracias a las mañas y triquiñuelas de los priistas.

Bajo este escenario, la lectura que nos deja todo esto es que el PAN, por envidias, por cerrados y muchas veces por mochos, no han permitido tener un abanderado de la talla de Chema Ibarría, pues como los buenos cangrejos mexicanos, cuando alguien alcanza la cima para salir de la cubeta, los otros se encargan de jalarlo para que no logre el objetivo.

Y esta lección la deben aprender muchos panistas como Humberto Muñoz Vargas, quien ya fue derrotado en una interna por Eva Contreras, debido al dinero que le metió Fernando González Corona a la campaña panista y a la compra de voluntades de miembros activos y delegados.

Muñoz Vargas se debe ver en este espejo, ya que los mismos panistas que ayer le dieron la espalda a Chema Ibarría y que ayer estuvieron en su velorio, serán los mismos que lo podrían traicionar al momento de elegir al candidato a presidente municipal, que será el abanderado del PAN en las elecciones de julio del 2012.

Y este escenario no es del todo descabellado, si tomamos en cuenta que en la presidencia del Comité Municipal del PAN despacha un sujeto doble cara que no cumple sus compromisos y que a la primera de cambios engaña y traiciona. Desde luego, nos referimos al notario Jesús Ruiz Higuera, quien debido a su falta de palabra ya tiene prácticamente desmoronado el Comité de su partido.

Los panistas que se la jugaron con él para que lograra ganar la presidencia de Acción Nacional, ya saben que es una persona incumplida y que no garantiza nada al momento de armar la elección interna rumbo a la presidencia municipal.

Por lo pronto, Humberto Muñoz y el propio Mochilas no debieran confiar en Jesús Ruiz Higuera, pues al final del proceso va a traicionar al que más apoyo le prometa.

INFORMACION CLASIFICADA

EL CONFLICTO DE LA COLONIA CAMPESTRE LAS CAÑADAS vivió un capítulo más ayer, cuando un grupo de vecinos, acompañados del director de Desarrollo Social del Ayuntamiento, Adrián Méndez, fue a las oficinas del Seapal para exigir que se les otorguen contratos de servicios de agua potable a todos los vecinos, aún los que no han pagado por este beneficio.

En el Seapal les condicionaron que se cite a una asamblea de la Junta Vecina de dicha colonia para que en votación por mayoría los mismos vecinos digan si quieren que se les contrate a todos o sólo a los que ya pagaron.

Y es que unos 200 colonos ya pagaron por la introducción del servicio, pero otros 200 o más no lo han hecho, por lo que a quienes ya cumplieron se les hace injusto que los morosos y “conchas” les hagan el contrato cuando no cumplieron.

En esta historia, sale a relucir de nuevo el tío del alcalde Salvador González Reséndiz, el ingeniero Oscar Pimienta Torres, pues una mujer de todas sus confianzas –de nombre Rita Cárdenas—y quien fungía como tesorera de la Junta Vecinal cuando el presidente era Félix Chupín, fue quien pidió dinero a los colonos (200 cooperaron) y se juntó una cifra considerable para introducir el servicio de agua, pero esta señora no ha entregado cuentas y todo parece indicar que hizo mal uso de los recursos, lo que hoy tiene enfrentados a los vecinos, pues como ya dijimos, unos pagaron y otros no.

Se sabe que Rita Cárdenas –quien ni siquiera vivía en Campestres—recibió como regalo un terreno a manos de Oscar Pimienta y que ahí hizo una casa. Todo a cambio de que movilizara a los vecinos contra el Seapal y a que les cobrara ciertas cantidades de dinero.

Para enturbiar más las cosas, la Dirección de Desarrollo Social desconoció al presidente actual de la junta Vecinal, Ramón García, quien es el que le exige cuentas claras a Rita Cárdenas, y en menos de 10 días lograron “destituirlo” ilegalmente, para poner en su lugar a una tal Lucina Emiliana Viruel Cortés y así poder movilizar a los vecinos que no han pagado para exigirle al Seapal el servicio mediante contratos.

Los que sí han pagado, al ver que Adrián Gómez está metiendo las manos por los morosos, están dispuestos a no dejarse y hasta preparan una denuncia penal contra la ex tesorera de la colonia, Rita Cárdenas.







lunes, 20 de junio de 2011

A LA TUMBA, LOS SECRETOS DE RAUL ESTRADA GONZALEZ


Por Jorge Olmos Contreras

La muerte de un político siempre es noticia, pero en el caso de Raúl Estrada González –quien falleció de un aparente infarto fulminante el jueves pasado—cobra especial relevancia por el entramado de intereses que rodeaban a este personaje, un miembro distinguido del club del actual presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Rafael González Pimienta y parte de una generación de vallartenses que se hicieron ricos a la sombra del poder y la corrupción de cargos públicos y su influencia en los gobiernos municipales.

Hablar de Raúl Estrada González es internarse en los sótanos de la política oscura y perversa de Puerto Vallarta, por eso cuando supimos de su deceso, de inmediato se prendió la alerta periodística que existe en todo reportero y vino a nosotros toda una serie de anécdotas y acontecimientos que envolvieron a esta persona en vida.

De entrada, Raúl Estrada fue aquél abogado que, cobijado por Rafael González Pimienta –padre del actual presidente municipal de Puerto Vallarta, Salvador González Reséndiz—cuando éste último fue procurador nacional de la Secretaría de la Reforma Agraria, sacó adelante la regularización de amplias zonas de terrenos ejidales que después se convertirían en jugosos proyectos turísticos e inmobiliarios, con lo que ganó muchos millones de pesos, y cuando decimos muchos, es porque fueron cientos de millones de pesos que el señor Estrada se echó a la bolsa gracias a la influencia de González Pimienta.

LOS CAMPOS DE GOLF

Dos de estos proyectos fueron la compra venta de varias hectáreas del ejido Las Juntas Ixtapa a la empresa La Vista Club que construyó los campos de golf que hoy existen de manera muy discreta allá por Las Mojoneras desde hace más de 10 años.
En los círculos políticos se decía que Raúl Estrada había ganado más de un millón de dólares por destrabar un conflicto de tenencia de la tierra entre los ejidatarios y los empresarios norteamericanos que hicieron los campos de golf, quienes también le habrían entregado una cantidad similar al señor Estrada por hacer el mismo trabajo pero en terrenos de Los Cabos, donde también construyeron otro lujoso campo.

En este contexto, fue clara la mano de Rafael González Pimienta para ayudar a su “primo hermano” para que hiciera el negocio de su vida y se convirtiera en uno de los vallartenses más ricos de Puerto Vallarta en la década pasada, al grado tal que el mismo Raúl Estrada González solía decir que era “asquerosamente rico”.

Fanfarrón y prepotente como era, comenzó a gastar dinero a raudales y a presumir lo que nunca tuvo, como comprarse un Mercedes Benz último modelo de un color muy especial, porque quería ser el único en Puerto Vallarta que trajera un automóvil de esas características, nadie más.

EL AMIGO OSCAR

En la transacción de la venta de los predios que hoy ocupan los campos de golf, Raúl Estrada no olvidó a su amigo del alma y compañero de borracheras, el ingeniero Oscar Pimienta Torres, éste sí primo de Rafael González Pimienta, a quien metió en la polla de los beneficiados con esta operación y por la que Oscar recibió casi 800 mil dólares.

De alguna manera, el patriarca de la familia, Rafael González Pimienta cubrió muy bien con su manto paternalista a Raúl Estrada y a Oscar Pimienta –aunque estos anduvieran en una y mil transas con la venta de terrenos ejidales--, por eso cuando el hijo menor de Rafael, Salvador González Reséndiz se convirtió en candidato del PRI a la presidencia municipal de Vallarta, González Pimienta le pidió a este par de personajes que no se hicieran tontos y le metieran dinero a la campaña.

Hay que recordar que hubo versiones –algunas contadas por gente muy cercana a Oscar y Raúl— en el sentido de que ellos recolectaron cientos de miles de pesos para la campaña de Chavita, pero que fueron tan miserables, que se habrían quedado con la mayor parte de los recursos, lo que molestó sobremanera a Rafael González Pimienta.

Un día, en plena campaña, ocurrió que “los primos”, Rafael González y Raúl Estrada González se pusieron una borrachera de marca en la casa del patriarca y que una vez bajo los influjos del alcohol, Rafael le comenzó a reclamar a Raúl su poca disposición económica en el proyecto de Chavita. Dicen que le gritaba: “Métele cabrón, métele”, en alusión a que le metiera dinero.

LOS BENEFACTORES DE JORGE GARCIA ROJAS

Y bueno, fueron tan influyentes Oscar Pimienta y Raúl Estrada en la conformación del equipo de gobierno de Chavita, que lograron imponerle al director de seguridad pública municipal, Jorge García Rojas, quien ha sido abogado de toda la vida de Oscar en sus múltiples pleitos por presuntos despojos de terrenos ejidales.

Sin embargo, hoy todo parece indicar que el otrora “orgullo de Ixtapa”, Rafael González Pimienta, los tiene congelados (en el caso de Raúl ya no, pues murió la semana pasada), pero en el de Oscar Pimienta, se habla de que le retiró el habla precisamente por presuntamente haberse quedado con dinero que empresarios, como Antonio Sánchez Ramírez –el fraccionador de Nuevo Ixtapa—le entregaron para la campaña de Chavita.

Raúl Estrada fue regidor en el gobierno del doctor Efrén Calderón Arias, a principios de la década de los noventa, y 10 años antes trabajó en la administración de Rafael González Pimienta cuando éste fue presidente municipal de Puerto Vallarta.

RELACIONES PELIGROSAS

Su vida estuvo llena de anécdotas y especulaciones sobre el tipo de relaciones que frecuentaba. Ya que a fines de la década de los ochenta se le involucró con una mujer francesa de nombre Gil Borelli, a quien le rentó una residencia allá por el fraccionamiento Los Sauces y donde se hacían fastuosas fiestas.

Pero la francesa era toda una fichita, ya que todavía siendo arrendataria de Raúl Estrada, un grupo especial de agentes de la Policía Internacional (Interpol) llegó a Puerto Vallarta para detenerla por el presunto delito de tráfico de diamantes en África y Europa, por lo que era buscada en todo el mundo. Raúl no tenía negocios sucios con esta mujer, pero no se escapó de la quemada.

En vida, Raúl Estrada también mantuvo relaciones con presuntos miembros de la delincuencia organizada y de hecho se presumía que tenía amistad con un influyente personaje que trabajó para el cártel de Sinaloa.

Tan fue así, que uno de los beneficiados por la venta de los terrenos para el campo de golf fue el narcotraficante Bruno Arreola García y su esposa.

A últimas fechas se le veía solo, ya no hacía ronda con sus amigos que solían juntarse a comer y beber en el restaurante “El Asadero” de El Orejón. Ya era raro verlo con Oscar Pimienta, quien se peleó con varios de sus amigos y decidió mudarse al restaurante de marisco de David Gutiérrez Rizo, allá en el centro de la ciudad, y ahí no iba Raúl.

La última borrachera se la puso precisamente el pasado lunes 13 de junio, pues quienes lo vieron, dicen que llegó cayéndose de ebrio a un bar de mala muerte en Ixtapa, justo a unos pasos del crucero de “El Camichín”, un antro que se llama “El Atorón”, donde nos comentan que incluso tuvo un altercado con un tipo que estaba en otra mesa.

El incidente se originó porque Raúl Estrada, borracho como estaba, llegó a sentarse a una mesa donde compartían varios muchachos y comenzó a molestarlos con su alharaca. Algunos se fueron a la barra y Raúl se quedó alegando con uno de los jóvenes, quien lo quiso asustar y le habría dicho que no ser por un conocido de él (de Raúl) que se encontraba en el bar, ya lo habría matado, todo entre bromas y bravuconadas.

Que después, Raúl se retiró del bar, tomó su camioneta y enfilo rumbo a la salida de Ixtapa.

Ya no se supo nada de él hasta el jueves en que se informó que se había infartado mientras mostraba unos terrenos ejidales a unos interesados en Las Juntas.
Por lo pronto, todos sus secretos, arreglos y componendas que hizo con Rafael González Pimienta y otros políticos y empresarios, se los llevó a la tumba.

Con todos sus millones de pesos, Raúl Estrada ya era poco conocido en algunos medios de comunicación y nuevos reporteros, que manejaron la noticia (como Meridiano) como si se tratara de cualquier persona y no del poderoso e influyente “primo hermano” de Rafael González Pimienta.

Incluso la policía municipal manejó su parte informativo como el de una persona infartada de nombre Raúl Estrada González, sin más menciones.

Que descanse en paz.

INFORMACION CLASIFICADA

LA COMPAÑERA CAROLINA GOMEZ AGUINAGA subió al Facebook un incidente en el que participó el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, quien andaba de parranda el viernes en este destino turístico acompañado de varios guardaespaldas que estaban armados hasta los dientes.

Quisieron entrar al “Barra Bar” con armas y un maletín negro, pero les impidieron el ingreso. Sin embargo, se metieron a la fuerza para que el gober siguiera tomando. Alguien logró tomar una foto donde se aprecia a Roberto Borge acompañado de otras personas en plena fiesta.

LA PREGUNTA DE HOY: ¿Qué esconden el candidato del PRI en Bahía de Banderas, Julio Larios y su adversario del PRD, Oscar Valenzuela?
Les podemos adelantar que existen dos expedientes x de estos dos políticos que van a cimbrar las campañas de allende el río Ameca.

miércoles, 15 de junio de 2011

NARCOS MADE IN VALLARTA


Por Jorge Olmos Contreras


En hechos diferentes, la policía mexicana y la Armada de México detuvieron a dos personajes del narcotráfico que se hicieron en Puerto Vallarta y que trabajaron para el Cártel de Sinaloa y los Arellano Félix. Uno es Bruno Arreola García, oriundo de Las Juntas y presunto promotor de la banda musical “Laberinto”, el otro es Carlos Fernando Bakir Romero, ampliamente conocido en el mundo bajo de Vallarta porque participó en las balaceras del 2008 y porque fue detenido apenas el año pasado en posesión de varios kilos de marihuana y armas largas junto con un hijo de Lalo Barragán.

Bruno Arreola García (A) El Gato, era uno de los narcotraficantes más buscados por la DEA, y sin embargo viajaba constantemente a Puerto Vallarta, donde cuidaba sus inversiones en la cooperativa de taxis de la terminal marítima –cuyos permisos habría comprado con el dinero que obtuvo de sus actividades ilícitas—y peleaba sus derechos ejidales y el dinero que le correspondía por la venta de terrenos que el ejido hizo a la compañía La Vista Club, que compró varias hectáreas para construir los campos de golf que se ubican rumbo a Las Mojoneras.

En las Juntas, todo mundo sabía que Bruno Arreola era narcotraficante, ya que trabajaba en el trasiego de drogas para la organización de los hermanos Arellano Félix y su cártel de Tijuana, primero y después se incorporó al cártel de Sinaloa de Joaquín El Chapo Guzmán.

También sabían que promocionaba a la banda de música “Laberinto”, pero la policía mexicana no lo buscaba, por el contrario, se sabe que policías municipales lo conocían y nunca hicieron nada por detenerlo, no obstante a que existía una orden de captura y que era de los más buscados por la DEA y la PGR.

Su suerte se le acabó en abril pasado, cuando fue ubicado por elementos de la Armada de México en Tepic, donde vivía con un bajo perfil y donde promocionaba a una banda musical. Cuando lo atraparon no estaba armado, pero de inmediato lo llevaron a la Ciudad de México y de ahí a Estados Unidos, donde un juez federal lo reclama.

LA HISTORIA DE “EL GATO”

Esta es la historia de El Gato contada por el columnista del periódico El Guardián, Gerardo Sandoval Ortiz y publicada en VALLARTA UNO con su permiso:
“Una noticia corrió como reguero de pólvora en las Juntas, Ixtapa y gran parte de la zona rural de Puerto Vallarta: agarraron al “gato”.

El gato por su apodo quizá no diga mucho a nuestros lectores. Tampoco es mucho conocido en muchos sectores de Puerto Vallarta.

“El Gato” o “José” es el apodo principal de Bruno Arreola García. Nativo de Las Juntas fue aprehendido por marinos en la capital del vecino Nayarit. Los medios de comunicación consignaron que se trata de un importante capo del narcotráfico. Otros destacaron que “el gato” era uno de los más buscados por la Procuraduría General de la República.

Hace ya varios años, que al mismo individuo la DEA lo boletinó en su página. También lo colocó en su lista de los más buscados. Justo en esos días fue visto pasear por la ciudad pero desde aquellos días, Bruno Arreola se hizo ojo de hormiga. Había venido a una asamblea de la cooperativa del autotransporte de la terminal marítima. Ahí invirtió algo de dinero en la compra de combis que le administran sus familiares. Hace un año, a finales de abril del año pasado, hizo una visita discreta cuando asesinaron en Las Juntas a su hermano Mario “el pollas” Arreola García. Desde esa fecha poco se sabía de él.

SOYATAN, SU REFUGIO

Algunas versiones decían que se refugiaba en la zona serrana, por las inmediaciones de Soyatán. Inclusive, decían que allá había habilitado un terreno de adiestramiento y refugio de pistoleros. Sin embargo, todo lo último no dejaba de ser parte de esas muchas historias que se contaban del “gato”.

En los expedientes de la PGR le asignan varios apodos y otros tantos nombres. Bruno Garela Arreola y Bruno Arreola Garela son dos nombres con los que intentaba ocultar su verdadera identidad.

Sin embargo, la ficha informativa que en su momento presentó la DEA, es quizá la más completa si se trata de las supuestas actividades ilícitas que se le atribuyen al nativo de Las Juntas. En buena medida parte de la siguiente información ya la publicó el autor una década, justo cuando la DEA lo colocó en la lista de los fugitivos más buscados.

A Bruno Arrela la DEA lo catalogó como un peligro narcotraficante, responsable de traficar mariguana desde el sur de California a Nueva York, concretamente a Long Island. En dichas actividades habría obtenido once millones de dólares. De acuerdo al mismo expediente, fue en San Diego, donde se ubicó en la última dirección y que en esa ciudad californiana tenía su centro de operaciones.

ANTE EL JUZGADO
DE NUEVA YORK


Un juzgado de Nueva York le fincó responsabilidad criminal y lo reclamaba para procesarlo por delitos de distribución de drogas.

Fue en junio de 2003 cuando la DEA inicio la persecución de Bruno Arreola y solicitó la ayuda de las autoridades mexicanas que ayer lo atraparon en Tepic con fines de extradición.

La Armada de México informó en un boletín de prensa de la aprehensión sin embargo poco se abunda en detalles. Solo se indica que fue detenido en una residencia del lujoso fraccionamiento Ciudad del Valle por delitos contra la salud supuestamente cometidos en agosto del 2003. Esta fecha no coincide con la que contiene el expediente de la DEA. Sin embargo, la información lo presenta como un delincuente señalado por las autoridades estadounidenses como traficante de drogas y de armas y de lavado de dinero. Se añade que operaba par los cárteles de Tijuana y de Sinaloa.

De las actividades que se le atribuyen en fechas recientes es la de ser representante de un grupo musical. Aquí en la región mucho se presumía que él fungía como representante y hasta dueño del grupo musical Laberinto, el mismo que participó en un cierre de campaña electoral del PRI unos años atrás.

LA CAPTURA

Al que también se hacía llamar Juan Carlos Arreola lo detuvieron la madrugada tras varios días de trabajo de inteligencia e intercambio de información con personal de la embajada de Estados unidos. Tiene una orden de detención provisional con fines de extradición a Estados Unidos por delitos contra la salud. Por esos mismos delitos la PGR lo tenía en la lista de los más buscados. Lo trasladaron a la capital el país para ser puesto a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, la SIEDO.

“El Gato” es un personaje que encierra muchas historias, casi, casi un ser mítico en Las Juntas y sus alrededores. A él, un juzgado de distrito con sede en Nueva York, le abrió el expediente criminal desde mayo del 2003. Un mes después, la DEA lo colocó en la lista de los criminales fugitivos más buscados y solicitaría el apoyo de la justicia mexicana apara ubicarlo y detenerlo para su extradición. Y dos meses después, en agosto, al PGR abrió otro expediente judicial para detenerlo.

De acuerdo a las autoridades neoyorquinas, Bruno Arreola traficó toneladas de mariguana desde California a Long Island. Sin embargo, también lo consideran responsable de lavar de dinero procedente del narcotráfico.

Ya ante antes sido detenido en Las Vegas donde fue condenado a diez años de prisión por delitos de la misma naturaleza. Al salir, se le perdió el rastro.

Se ignora en base a qué la armada de México lo presentó como un gran capo de narcotráfico. En Estados Unidos se le daba esa jerarquía pues tenía a su alrededor varias decenas de personas dedicadas a la distribución de enervantes. La supuesta organización que lideraba “El Gato” extendía sus operaciones hasta Canadá pero se había especializado en el comercio en la zona de Nueva York. Long Island y Brooklyn era su territorio, asociado con dos hermanos de apellido Hazan, Barry y Warren, detenidos precisamente en mayo de 2003. Ellos ya fueron condenados a quince años de cárcel. Su asociado en los negocios, ya prácticamente va en camino para reencontrarse con ellos, pues la extradición es la ruta para lo cual fue detenido.

LA FICHA TECNICA

Hasta ahí la información del periodista Gerardo Sandoval, ya que por otro lado, el columnista tuvo acceso a la ficha informativa del caso Bruno Arreola, a quien se consideraba casi un capo del narcotráfico mexicano, ya que en el trasiego de drogas había obtenido ganancias hasta por 11 millones de dólares.

Anthony P. Placido, el Agente Especial a Cargo de la DEA en Nueva York y Roslynn R. Mauskopf, Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York, anunciaron la acusación formal en mayo del 2003 de Barry Barry Hazan y Hazan Warren y el 02 de junio 2003 presentaron un acta de acusación contra Bruno Arreola, acusándolos de participar en una distribución de drogas al por mayor y el anillo de lavado de dinero y la incautación de 4.000 kilos de marihuana y $ 11 millones de dólares en ganancias de la droga desde varios lugares en Long Island.

Un gran jurado federal en Central Islip, Nueva York, los acusó de conspiración para el tráfico en más de 1.000 kilogramos de marihuana y lavado de dinero.

El 16 de mayo de 2003, los Hazans comparecieron ante el juez federal de distrito Joan Seybert y se declararon de no culpables. Barry Hazan fue puesto en libertad bajo una fianza de un millón de dólares garantizados y Warren Hazan permanece bajo custodia.

Bruno Arreola fue detenido en virtud de una orden de arresto en Las Vegas, Nevada, y, con la excepción del gobierno, fue puesto en libertad bajo fianza. Arreola posteriormente huyó y permanece prófugo. Como resultado de ello, también ha sido acusado de libertad bajo fianza de salto, y si es condenado por ese delito se enfrenta a un máximo de diez años de prisión.

En el escrito de solicitudes y otros documentos presentados ante la corte, el gobierno alegó que Hazans operaba marihuana a gran escala y la organización de distribución de éxtasis, que empleaba aproximadamente a sesenta personas como distribuidores, trabajadores de almacén, conductores, empacadores y lavadores de dinero. Su organización trabajó toneladas de marihuana cultivada en México y la marihuana hidropónica de Canadá durante más de una década.

La mayoría de la marihuana fue vendida a traficantes de drogas en Long Island, Brooklyn y el Bronx. De acuerdo con documentos presentados, del mismo tribunal, que incluyen las fuentes confidenciales de información, la vigilancia física y escuchas telefónicas autorizadas, la organización HAZANS 'utilizaba camiones cisterna con compartimientos falsos para transportar las drogas y el producto de la droga desde y hacia Canadá y México, así como una serie de casas de depósito de los narcóticos, almacenamiento de droga y dinero. La investigación reveló además que Bruno Arreola fue una de las fuentes de la HAZANS 'de la oferta, corretaje de envíos de carga de camiones de gran tamaño de marihuana desde México.

En el momento de la detención de los HAZANS en diciembre de 2002, agentes registraron un depósito clandestino ubicado en la carretera 84 Antigua de Campo, Dix Hills, Nueva York, y se apoderaron de un camión que contenía 697 libras de marihuana, balanzas industriales, máquinas de sellado térmico, los envases de plástico utilizados para la marihuana, una máquina de contar el dinero, armas de fuego no registrada y un rifle de asalto SKS.

Los agentes también incautaron 13 vehículos utilizados por la organización - incluyendo un Mitsubishi Montero, un Dodge Durango, un Corvette, un tractor y remolque, furgonetas y un camión de varios paneles. Muchos de los vehículos estaban equipados con sofisticados compartimientos ocultos conocido como "trampas".

Poco después, los agentes incautaron aproximadamente $ 9,7 millones de dólares ocultos en una caja fuerte que se encontraba en dos instalaciones de almacenamiento en Windsor Place en Central Islip, Nueva York, y en un salón de bronceado propiedad de la HAZANS en 295 Broadway, en Hicksville, Nueva York.

De acuerdo con la DEA, el decomiso en efectivo se cree que es el más grande jamás hecho por la policía en Long Island. Los agentes también interceptaron un camión con 3,500 libras de marihuana en un almacén ubicado en la Zona de Comercio de Unidad en Islip.

También incautaron 1.3 millones de dólares adicionales en cuentas de valores y del banco que pertenecían a la organización.

lunes, 13 de junio de 2011

BAKIR, EL PISTOLERO VALLARTENSE QUE SE UNIO A LOS BELTRAN LEYVA


Por Jorge Olmos Contreras

Hasta el 2008, Carlos Fernando Bakir Romero tenía una vida holgada y sin preocupaciones, ya que formaba parte del grupo de narcotraficantes que dominaba la plaza y que obedecían al cártel de Sinaloa, era una célula que dependía directamente de Ignacio Coronel Villarreal (a) “Nacho Coronel”, y que transportaba grandes cantidades de cocaína desde centro y Sudamérica a las playas del pacífico mexicano, entre otros puntos, a La Cruz de Huanacaxtle y de ahí era llevada a Estados Unidos en lanchas rápidas.

Bakir Romero era un empleado de los verdaderos patrones, quienes sostenían juntas hasta con Ismael Zambada García (a) El mayo Zambada, por eso no le preocupaba que lo vieran con estos personajes o que dijeran que trabajaba para el grupo.

Pero en el 2008, cuando Los Zetas intentaron apoderarse de la plaza de Puerto Vallarta, la suerte de Bakir se acabó y aunque algunos lo ubican como uno de los pistoleros que defendió la plaza en mayo y junio de ese año, después se escondió ante el temor de que fuera a ser ejecutado.

Como muchos otros que trabajaban para el patrón de ese entonces, prefirió esconderse y no exponerse a que el nuevo grupo lo matara, pero un día del año pasado fue detenido por policías estatales con varios kilos de marihuana y varias armas largas, por lo que fue detenido junto con el hermano de Alan Barragán, hijo del comerciante más conocido de cerveza en El Pitillal, Lalo Barragán.

Lo extraño es que pese a las evidencias en su contra y a que se le dictó el auto de formal prisión, después salió del penal de Ixtapa y no se había vuelto a saber de él, hasta hace unos días, en que fue nuevamente detenido en un motel de Los Mochis, acusado de delincuencia organizada y homicidio, pues se le atribuye la ejecución de siete policías sinaloenses.

El 24 de febrero del 2009, la delegación Jalisco de la PGR informó sobre el particular:

“El Agente del Ministerio Público de la Federación, integró los elementos de prueba necesarios, por lo que consignó ante el Juzgado Primero de Distrito en Materia Penal a Carlos Fernando Bakir Ramírez y Aldo Javier Yerena Cruz o Sánchez Ramírez, por su presunta responsabilidad en la comisión del delito contra la salud en la modalidad de posesión de marihuana con fines de venta y portación de armas de fuego y cartuchos de Uso Exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacional.

De acuerdo al expediente, elementos del Ejército mexicano adscritos a la Décimo Octava Región de Infantería, en los cruces de las Avenidas México y Paseo de las Dalias en la colonia Paseo Universidad de Puerto Vallarta, localizaron a Bakir Ramírez y Serenas Cruz o Sánchez Ramírez en posesión de armas de fuego, cartuchos, cargadores y droga cuando viajaban en una camioneta Dodge Ram 2500 modelo 1998 con placas JP-44380 del Estado de Jalisco”.

CAMBIÓ BANDERA

Nadie sabe cómo es que Bakir se pasó a las filas de gatilleros que obedecen las órdenes de Héctor Beltrán Leyva (a) “El H” y que defiende a fuego y sangre las plazas de Mazatlán y su centro de operaciones como son Los Mochis, el caso es que de pronto se le ubicó trabajando con Fausto Isidro Meza Flores (a) “El Chapo Isidro”, un peligroso narcotraficante que tiene bajo su mando varios grupos de sicarios y a quienes se les atribuyen múltiples asesinatos junto con un sujeto de Mazatlán que conocen con el mote de “El Tortillero”.

De hecho, la policía le decomisó un teléfono celular el día de su captura, donde vienen fotos de Bakir al lado de otros pistoleros y además traía números de más personas relacionadas con la delincuencia organizada.

Sobre su detención, los medios digitales de Nayarit y Sinaloa manejaron lo siguiente:

“El Grupo Especial de la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa, que el detenido, Carlos Fernando Bakir Romero, de 25 años, es oriundo de Puerto Vallarta, Jalisco, pero hace más de dos años radicaba en el fraccionamiento Paseo de las Aves, en Los Mochis y fue capturado frente al motel Esgar la noche del miércoles.

En el interrogatorio, el detenido reconoció que trabajaba para Fausto Isidro Meza Flores, alias "El Chapo Isidro", y en el caso de la colocación de las narcomantas actuó bajo orden de Juan Pablo Osuna, en presunta represalia por los 36 detenidos por la corporación en las últimas semanas.

El comandante del Grupo Especial informó además que el detenido portaba seis celulares en los que se encontraron videos y fotos de los diversos ataques a la corporación ministerial y de la elaboración de narcomantas; además de que se obtuvieron imágenes de otros delincuentes que participaron en esos y otros hechos.

Trascendió que al detenido le fue asegurado un teléfono celular con fotografías de algunos sicarios más que participaron en la emboscada al Grupo Especial de la PME que fue emboscado por la carretera Internacional México 15, en el municipio de Guasave, y que dejó como saldo siete agentes estatales y un civil muerto.

Se estableció que el detenido es el líder de una célula delictiva que opera en la zona norte, admitió también que él ha participado en los 3 atentados que ha tenido la Policía Ministerial en la región así como la elaboración de las narcomantas que aparecieron acusando a jefes policiacos de trabajar para el cartel de Sinaloa.
En el operativo también se le aseguró 5 kilos de mariguana.

Ya había sido detenido en 2010 con armas y droga con otros gatilleros Carlos Fernando Bakir Ramírez ya había sido detenido en enero de 2010 en posesión de armas y droga.

Según archivos periodísticos, este sujeto fue detenido junto a otros cinco gatilleros en el hotel Best Western, en Los Mochis. Elementos del Ejército "reventaron" el lugar en donde se fueron revisando habitación por habitación y lograron la detención de una célula delictiva, entre ellos estaba Bakir Ramírez.

En ese entonces les habían asegurado una granada de fragmentación, 102 cartuchos para "Cuerno de Chivo", 5 kilos de mariguana, 23 tarjetas bancarias, 22 mil pesos y 4 vehículos de lujo.

GANABA $ 5 MIL A LA SEMANA

Hace dos años lo invitaron a venir a Sinaloa, trabajaría como gatillero para Fausto Isidro Meza Flores, alias “El Chapo Isidro”, le ofrecieron un salario de cinco mil pesos semanales, Carlos Fernando Bakir Romero, aceptó y desde su ciudad natal, Puerto Vallarta, Jalisco se vino a “trabajar” al norte del estado. Durante sus inicios bajo las órdenes del “Chapo Isidro” empezó a matar y cobrar las cuentas a los enemigos de su jefe.

En enero del 2010, fue detenido por el Ejército en el hotel Best Western, en la ciudad de Los Mochis, pero salió libre luego de pagar una fianza y se reincorporó a su “trabajo” como sicario.

Bakir Romero, logró ganar la confianza de su patrón y ascendió como encargado se una de las células de asesinos a sueldo.

Participó en muchas de las balaceras ocurridas en el norte de la entidad, entre ellas, la emboscada registrada en 6 de marzo del presente año, donde murieron siete elementos del Grupo Especial de la Policía Ministerial del Estado.

El objetivo de la emboscada era rescatar a un sujeto identificado con el nombre de Osvaldo Ahumada, alias “El 88”, quien había sido detenido por los policías y era trasladado hacia la capital del estado.

Bakir Romero confesó que en el enfrentamiento contra los agentes, cuatro de los sicarios perdieron la vida, recogieron los cuerpos y los tiraron en una zona despoblada.

El día de los hechos, él conducía una camioneta Armada, color oro y era acompañado por José, alias “El Tortillero”, vecino de Estación Bamoa, en el asiento trasero viajaban un sujeto apodado “El Tachidito”, también de Estación Bamoa y Rigoberto, alias “ El Rigotochi”.

En otra camioneta, tipo Cheyenne, color blanco, doble cabina viajaban Ernesto Lugo, alias “El Neto”, Leobardo; alias “El Papas” ambos vecinos del poblado Agua Fría, en el asiento posterior iban “El Panzas” y “El Callado”, quienes eran parte de su célula.

También este sujeto participó en el atentado ocurrido el 12 de mayo, contra elementos policíacos que estaban en la base de la PME, en la ciudad de Los Mochis, donde murió un agente.

Bakir Romero, confesó que por órdenes de Juan Pablo Osuna Sánchez, alias “El 100” participó en la elaboración de “narcomantas” donde acusaban a mandos policíacos de estar bajo el mando de “El Chapo Guzmán”, para desacreditar el trabajo llevado a cabo por esa corporación.

INFORMACION CLASIFICADA

A VER, A VER… ¿CÓMO ESTA ESO DE QUE BAKIR tenía un negocio de motos frente al cine Luz María y que también fue empleado del periódico Tribuna de la Bahía?

LA PREGUNTA DE HOY: ¿QUÉ ESCONDEN MUY EN EL FONDO DE SU ALMA los candidatos del PRI y del PRD a la presidencia de Bahía de Banderas.
Conste, es pregunta

lunes, 6 de junio de 2011

LA LLAMADA DE FELIPE TOME Y EL MIEDO DE UNA CANADIENSE

Por Jorge Olmos Contreras

Suena el teléfono celular, el aparato registra un número con clave 462 –como los de Guanajuato--, por lo que nos intriga quién pudiera ser, no todos los días recibimos llamadas de celulares de esa entidad. “¡Bueno!, ¿Jorge olmos? –pregunta la voz del otro lado del auricular—Le digo que de parte de quién, y me responde: “Soy Felipe Tomé, quiero hablar contigo sobre tus publicaciones donde mencionas mi nombre, solo para decirte que se me hace injusto que les des entrada a la versión de una canadiense, y no a nosotros, que te podemos contar cómo están las cosas con esa señora, a la que le ofrecimos un condominio, el mejor de Península, y nunca quiso pagar su precio real”.

Le respondo que el periódico está abierto para cualquier precisión, que si quiere mandar una carta con su punto de vista y su versión, que adelante, que no hay problema. Pero Felipe Tomé comienza con su perorata, nos instruye la forma en que se debe hacer periodismo, nos pide que los escuchemos, que sólo eso, para que nos demos cuenta de que la canadiense está mintiendo, puntualiza.

Le digo que me mande a su abogada, Miriam Orozco Madrigal, que con ella puedo sentarme a dialogar para que me su versión, pues es la misma que mandó hace tres años para decirme que me iban a demandar por haber publicado que los hijos de la ex primera dama, Martha Sahagún, eran socios de Felipe Tomé en Península; pero no me escucha, sigue hablando y hablando sobre las injusticias que cometimos, según él, en un artículo publicado en este espacio, donde señalamos que Felipe Tomé y Miguel Ángel Lemus estaban implicados en un presunto fraude contra una mujer extranjera en la venta de dos condominios del desarrollo Península.

UN DIFICIL EMPRESARIO

Le explico que incluso antes de escribir, traté de buscarlos, pero que como me cortaron todo canal de comunicación con ellos, fue imposible entrevistarlos, además de que para entrevistar a Felipe Tomé es muy difícil, siempre se niega o manda a algún representante que casi siempre queda mal o no reciben al reportero, como el día que me consiguieron una cita con el arquitecto Alejandro Báez Meza –otro guanajuatense que aparece como apoderado de las empresas de Felipe Tomé—y me dejó esperándolo por más de dos horas y al final se retiró sin pedir una disculpa, así nomás, dejó plantado al reportero.

La llamada casi es inaudible, pero alcanzo a escuchar la voz lastimosa de un Felipe Tomé pidiendo comprensión y repitiendo la forma en que se debe ejercer el periodismo; según él, debemos ser más profesionales en lo que escribimos, pero le insistimos en que el periódico y este espacio están abiertos para cualquier precisión, aclaración o versión que ellos crean conveniente.

Al final promete que la licenciada Miriam Orozco me va a llamar para hablar conmigo. Y en efecto, más tarde me llama Miriam, a quien conozco de hace tres años (a raíz de la publicación sobe los Bribiesca y Península), acordamos agendar una cita y vernos tres días después en el restaurante VIPS.

En el restaurante, Miriam me pide que quite del Internet y de los buscadores de Google todo lo que tenga que ver con Felipe Tomé, que Felipe quiere que no aparezca nada de lo que ya se publicó en este espacio.

SOLO MUTIS

Le digo a Miriam que no puedo hacer eso, que no insista en pedírmelo. Que es como si yo le pidiera que retirara alguna denuncia o le exigiera que hiciera algo que la hiciera ver mal como abogada.

Les pido una entrevista directa con Felipe Tomé, o al menos que me entreguen copias de la denuncia que según ellos hicieron contra la canadiense Inge Grist, porque según la licenciada Orozco, la extranjera es una grosera, mala paga y mal agradecida, que la que está mal es ella y no la empresa de Tomé.

Quedamos en vernos otra vez para que me entregue las copias de la denuncia y o demanda contra la canadiense, o al menos que me envié los datos a mi correo electrónico, pero pasan los días y Miriam no responde su Nextel y Felipe Tomé tampoco contesta las llamadas a su celular.

Les ofrezco un canal de comunicación abierto con ellos, pero dejan todo al olvido.
Desde luego, nosotros hicimos caso omiso en eso de quitar las publicaciones del blog www.columnajorgeolmos.blogspot.com ni del buscador de Google, porque además ni sabemos cómo, eso sólo lo puede quitar el servidor, por ejemplo, del portal de La Explosiva, en donde también colaboro.

Miriam, de trato amable y educado, me recuerda que me pueden demandar por la vía civil al hacer comentarios sobre Felipe Tomé, y le respondo que adelante, que lo hagan, que tengo copia de la denuncia de la canadiense y que de ahí obtuvimos los datos sobre el presunto fraude. Y el testimonio de que Felipe Tomé corrió en forma grosera a la extranjera, un día que se la topó en el gimnasio de Península, fue una versión que nos dijo el abogado de la supuesta afectada.

LA HISTORIA

El siguiente fragmento es parte del artículo que se publicó en este mismo espacio sobre Felipe Tomé y Miguel Ángel Lemus Mateos:

“Una historia más de abusos, engaños y amenazas atribuida al millonario empresario José Felipe Tomé Velázquez, es la de la canadiense Inge Grist, quien invirtió los ahorros de toda su vida para comprar dos condominios en las Torres Península, sin saber que iba a tener una amarga experiencia, por la conducta desplegada en su contra por el señor Tomé y sus socios y vendedores como Alejandro Báez Meza y Miguel Ángel Lemus Mateos.

Resulta que Inge Grist, desde el año 2005, pagó mediante un Fideicomiso en el Banco Bansi 360 mil dólares por la compra de dos unidades de la Torre Dos, pero con el paso del tiempo sólo le entregaron un condominio sin escriturar, mientras que la posesión del otro no se la han dado, por lo que decidió reclamar sus derechos, cosa que enfureció a Felipe Tomé y la emprendió contra ella, al grado de correrla de una forma grosera del gimnasio común de Península.

Le dijo: “mientras yo esté aquí, tu no puedes estar”. Ella le recordó que era propietaria y que tenía todas sus cuotas en orden, a lo que Tomé le contestó que el único dueño era él y que de ahora en adelante tendría que pagar más cuotas y que le hiciera como quisiera, sino que se largara de ahí, según la versión del abogado de la afectada.

También le habría dicho que él, Felipe Tomé, tenía muchos abogados y que le ganaría cualquier juicio en su contra, que no se metiera con él”.


TAMBIEN LA ISLA

En el encuentro con Miriam Orozco, también se abordó el tema del bar “La Isla”, donde la administración de Península que dirige Gustavo Tomé, hermano de Felipe, la emprendió contra el restaurantero Omar Aburto –mejor conocido como Tarzán—al grado de que le afectaron la estructura del restaurante que le rentaron al cortar las vigas de acero con soplete y por ese hecho el lugar fue clausurado por Protección Civil, con los daños y perjuicios que esto le implica al arrendatario.

La parte baja del restaurante está sellada con tabla roca, clausurada y con sellos ahora de “asegurado” por la Procuraduría de Justicia de Jalisco.

Le comento a Miriam que esa acción fue criminal, pero de inmediato se defiende. Dice que Omar Aburto es un mentiroso, que nunca le han hecho nada de lo que él nos contó y que además, el invasor es Aburto, a quien según Miriam, lo denunciaron por despojo.
Le digo que no es creíble, pero ya no abunda más, se termina el tiempo de la charla y quedamos de vernos después.

A la fecha, no se han comunicado para dar una versión sobre estos hechos, mientras, las denuncias de la canadiense y del restaurantero vallartense caminan y siguen su curso.

Veremos cómo actúan las autoridades judiciales en estos casos en que se denuncian atropellos de parte del empresario Felipe Tomé, quien tiene otras denuncias públicas en lugares como Cancún por construcción de grandes desarrollos turísticos, además de una serie de incumplimientos con los condóminos de Península.

A Miriam la entendemos, es una empleada de Felipe Tomé, y como abogada del empresario, siempre lo va a defender a capa y espada, aunque a veces las evidencias sean contundentes como en el caso de Omar Aburto y su restaurante La Isla o de la canadiense Inge.

Por cierto, la canadiense buscó al columnista para dar una versión más amplia de los hechos y la forma en que la ha tratado Felipe Tomé y sus abogados, al grado de que no le quieren escriturar un departamento que ya habita y tampoco entregar el otro que les compró.

Teníamos una cita el pasado viernes a las 9:30, pero de última hora Inge Grist canceló la entrevista porque, según dijo, varios amigos suyos le aconsejaron que no tratara el tema en los medios de comunicación porque las cosas se iban a poner más difíciles para ella, ya que Felipe Tomé le haría la vida imposible.

Como se observa, una indefensa mujer canadiense, que ha gastado todo su dinero en la compra de dos condominios de Península y que además casi se queda en la ruina por el pago de abogados que la defiendan, está prácticamente en las garras de Felipe Tomé, a quien le tiene miedo (¿por qué será?), al grado de está pensando en actualizar su testamento para dejarle todo a su hijo, ante el temor de que le pudiera pasar algo, es decir, teme por su vida.

De este tamaño están las cosas con este tipo de desarrolladores inmobiliarios, que no sólo cometen atropellos contra sus compradores, sino que hasta los hacen vivir una pesadilla de amenazas y pleitos jurídicos.

INFORMACION CLASIFICADA

EMPIEZAN A SURGIR VERSIONES SOBRE la destitución del panista Agustín Ortiz como presidente de la VI Junta de Conciliación y Arbitraje, una de ellas habla de múltiples denuncias en su contra por malos manejos, pero la más grave y es la que estamos investigando, es la que habla de un presunto intento de extorsión por dos millones de pesos a los directivos del hotel Velas Vallarta. Se habla incluso de un plagio exprés a una persona que no quiso pagar semejante suma.




viernes, 3 de junio de 2011

CLUB REGINA PRETENDE SIMULAR QUIEBRA PARA NO PAGAR A EMPLEADOS



Por Jorge Olmos Contreras

Con fuertes pasivos registrados en sus estados financieros desde por lo menos hace una década y con escasas posibilidades de hacerle frente a los compromisos crediticios adquiridos con Bancomer, además de un pleito legal que sostiene con los hoteles Westin Regina la firma Raintree Resorts International --propietaria de las Marcas Raintree Vacation Club, Club Regina y Villa Vera Resorts , bajos las razones sociales RVC México Marketing, S.de R.L. de C.V., RVC México Administration S. de R.L. de C.V., RVC Vacation Club, etc.-- comenzó a realizar maniobras que pudieran alejarse del marco legal mexicano para tratar de declararse en quiebra y despedir a cientos de empleados y ejecutivos sin pagarles las indemnizaciones de ley.

De acuerdo con la versión de trabajadores afectados y sus abogados, la empresa RVC México Marketing S de R.L de C.V –que es la firma que utiliza Raintree Resorts International para efectos fiscales—trata de simular su extinción al intentar traspasar las operaciones administrativa del Club Regina Puerto Vallarta a una tercera compañía, esto para evitar pagar a los empleados y ejecutivos que comenzó a despedir desde el año pasado en el Club Regina Acapulco y en el Club Villa Vera del mismo puerto guerrerense.

Pero no sólo eso, sino que también arrastra pasivos que podrían sumar entre 10 y 13 millones de pesos con decenas de proveedores de Puerto Vallarta, a todo mundo le deben y no hay día en que la gente esté llamando al Club vacacional para ver cuándo les van a pagar.

VENDEN LOCACIONES

Otro movimiento que le fue detectado al Club Regina, es la posibilidad de que haya vendido o traspasado sus locaciones de venta de tiempo compartido que operaba en el aeropuerto internacional “Gustavo Díaz Ordaz” de Puerto Vallarta, como parte de una estrategia para fondearse con recursos frescos, aunque a sus trabajadores no les está cumpliendo conforme a lo que dicta la Ley Federal del Trabajo.

De hecho, trascendió que las seis locaciones de venta de tiempos compartidos que tenia en el aeropuerto vallartense, las habría traspasado en alrededor de un millón de dólares y que presuntamente el grupo Villa del Mar del empresario Fernando González Corona, es el que habría comprado estos cotizados módulos cuyas concesiones fueron entregadas por el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP.

En su desesperación por el mal momento que atraviesa, quizá por malos manejos administrativos o porque los bonos que colocaron en el mercado de valores resultó improcedente, Raintree Resorts International, implementó una “cuota extraordinaria” a miles de sus socios –que no son otra cosa que las personas que alguna vez compraron espacios vacacionales de tiempos compartidos en el Club Regina—que podría desembocar en más demandas contra esta firma, ya que el contrato que firmaron nunca habla de que les aplicarían cuotas extraordinarias.

Sin embargo, se presume que Club Regina comenzó a cobrarle a sus socios nuevas cuotas dizque para reparar el deterioro de las unidades vacacionales –adicional a las que ya tenían por mantenimiento— por cantidades que van de los 600 a los mil dólares por persona, cuando éstos conceptos deben estar cubiertos por las cuotas anuales de mantenimiento, según los contratos, los que generalmente son violentados y los clientes burlados bajo cualquier tipo de excusa. Tan sólo en Puerto Vallarta, se estima que se tienen registrados 40 mil socios distribuidos entre Estados Unidos y Canadá.

Los problemas de Club Regina han crecido tanto, que desde el año pasado se habría separado de los hoteles Westin Regina y debido a un pleito de tipo legal, inmuebles como el de Puerto Vallarta se vieron obligados a colocar un barandal de acero en medio de albercas y jardines para que ninguna persona del Club entrara al hotel, ni viceversa, pese a que cuando la gente compró tiempos compartidos, le dijeron que podían hacer uso de las instalaciones del hotel el tiempo que quisieran.

De plano, la firma Starwood que es la operadora de los hoteles Westin, pintó su raya y al parecer decidió deslindarse de todo lo que huela a Raintree Resorts International.

LAS BARBAS DEL VECINO

Cuando los empleados y ejecutivos del Club Regina Puerto Vallarta vieron que en Cancún, Los Cabos y Acapulco Raintree Resorts International comenzó a realizar estrategias sucias para deshacerse de los trabajadores mediante convenios ventajosos, como la promesa de pagarles sólo el 50 por ciento de lo que les pertenecía como liquidación legal a plazos de hasta dos años, muchos pensaron que la misma situación se registraría tarde o temprano en Vallarta.

Y así fue, ya que mientras la firma se cae en pedazos e intenta simular quiebras o ventas a terceros, los empleados son los primeros sacrificados por una política no muy higiénica y que rompe todo el marco legal mexicano.

En este sentido, continúan continúa haciendo reducciones en su área comercial, recientemente se despidieron al Director Regional de Ventas y Mercadotecnia, Miguel Palazuelos; al Gerente Administrativo, Ricardo Martínez; a su Gerente de Sistemas y al Gerente de Recursos Humanos, quienes eran las cabezas del Proyecto Club Regina en Puerto Vallarta, al mismo tiempo que parece hacer vendido las posiciones que tenia en la Terminal del Aeropuerto para la promoción y “prospectación” de Ventas de Tiempo Compartido, el mas importante de sus programas de mercadotecnia, en una millonaria suma.

Esto –comentan abogados de los afectados-- parece ser una fase más de un plan de reducción o desaparición del área comercial de tan importante compañía, con la continuación de cientos de despidos a nivel nacional, empezando por el cierre de todas sus oficinas de comercialización en el interior de la Republica Mexicana, siendo las más importantes Cancún, Puerto Vallarla Los Cabos y Ciudad de México, entre otras.

Se cuenta con cientos de demandas a nivel nacional, en las juntas de conciliación de Cancún, Quintana Roo, Cabo San Lucas, Puerto Vallarta, Distrito Federal y Monterrey principalmente.

Se trata de despidos masivos de personal con hasta 15 años de antigüedad, sin que la empresa responda en muchas de ellas a sus obligaciones patronales o en el mejor de los casos, haciendo convenios al 50% de lo que marca la ley, y en plazos de hasta 18 pagos para saldarse.

En este escenario, se ha registrado el cierre de sus programas de Aeropuerto en Cancún, salas nacional e internacional, y ahora en Puerto Vallarta, siendo uno de los principales programas de mercadotecnia. También han reducido más de 80 plazas en su corporativo, siendo únicamente alrededor de 20 personas las que laboran actualmente.

Tienen pasivos por varios millones de pesos a proveedores en Los Cabos, Cancún y Puerto Vallarta, a las empresas RVC México Marketing s. de R.L de C.V., RVC Vacation Club, y RVC México Administration, la cuál recientemente va a desaparecer.
Al parecer, puntualizan los abogados, el objetivo es cerrar la comercialización de Venta de Membresías Vacacionales, las cuales se han desplomado en un 80 por ciento durante el último año.

Adicional a esto, ase habla del posible cierre de algunos de sus hoteles afiliados al Raintree Vacation Club, como lo es el hotel Villa Vera en Acapulco, y la desafiliación de algunos otros…

Se esperan una serie más de despidos en Puerto Vallara, Cancún y Ciudad de México en próximas fechas, creciendo el número de colaboradores y empleados que quedan desprotegidos y a merced de la suerte, después de años de trabajo para dicha compañía norteamericana.

UN POCO DE HISTORIA

El 18 de agosto de 1997, Raintree Resorts International, Inc., que se incorporó en agosto de 1996, adquirió todas las acciones de Desarrollos Turísticos Regina S. de RL de CV y sus subsidiarias (el "predecesor de Negocios"). En resumen, la Compañía adquirió los activos netos de la propiedad vacacional ("Club Regina Resorts") en aproximadamente 86.8 millones dólares de un banco mexicano (Bancomer) con los préstamos de socios de aproximadamente $ 3.8 millones y préstamos por compra de aproximadamente $ 83 millones.

Resorts y Hoteles Westin Regina, fueron fusionadas de tal manera que cada uno sería capaz de ser propiedad de compañías separadas. Los Westin Hoteles fueron vendidos por la Compañía SLT Realty Sociedad Limitada, filial de Starwood Lodging Trust y Starwood alojamientos Corporation (en adelante "Starwood") en 132 millones 750 mil dólares el 18 de agosto de 1997.

Hoy se encuentra en una difícil situación.

INFORMACION CLASIFICADA

EL ALCALDE SALVADOR GONZALEZ RESENDIZ LA TRAE DE MALAS, el pasado 31 de mayo, durante el festejo de Puerto Vallarta como ciudad y municipio, no sólo regó el tepache con un discurso tonto sobre las obras del malecón –que merecieron el silencio de rechazo por parte de los invitados, nadie le aplaudió—sino que un tipo que andaba medio torombolo tiró el pastel que estaba destinado para agasajar a los presentes.

Lo dicho, sin en esto momentos Chavita compra un circo, le crecen los enanos.



miércoles, 1 de junio de 2011

FRAUDE MASIVO Y MILLONARIO EN BANAMEX VALLARTA


Por Jorge Olmos Contreras

Un fraude más que involucra a una Institución Bancaria, es el que se habría cometido desde la sucursal centro del Banco Nacional de México (Banamex) en contra de más de 50 ciudadanos de Puerto Vallarta, a quienes una ejecutiva engañó con el supuesto de que si invertían en una “cuenta preferencial” del gerente regional, obtendrían dividendos superiores al 100 por ciento, lo cual resultó falso.

El monto de este presunto ilícito supera los 12 millones de pesos, y los afectados se encuentran desesperados y en estado de indefensión, porque Banamex no les ha respondido por las vías adecuadas para que les regresen su dinero, sólo les dicen que es un problema “entre particulares” y no asumen ninguna responsabilidad por lo que hizo su ejecutiva.

En este caso, hay personas que invirtieron los ahorros de toda su vida y ahora están en quiebra, como una señora –se omiten los nombres de los afectados por razones obvias—que está a punto de perder su casa por creer en las promesas de la ejecutiva de nombre María Teresa Carrillo Hernández, quien fue la que invitó a estas personas a invertir prometiéndoles tasas de interés inusuales, es decir, por arriba del 100 por ciento.

Otros depositaron en la cuenta personal de María Teresa Carrillo, cantidades que van de los 50 mil, los 100 mil y otras cantidades más fuertes. A los que “invertían” 100 mil pesos, les decía que en tres meses tendrían dividendos por 300 mil pesos, es decir, de un 200 por ciento, por lo que muchos se creyeron el cuento y metieron el dinero a una cuenta concentradora.

De las investigaciones que lleva a cabo el columnista, se puede desprender que una hermana de María Teresa Carrillo Hernández, es quien contactaba a futuras víctimas, diciéndoles que su hermana que trabajaba en Banamex tenía una inversión muy atractiva, que se trataba de un beneficio único que el Banco le otorgaba al “gerente regional”, que era una buena oportunidad para invertir y ganar el doble o más, por lo que muchos cayeron.

Entre otros afectados, está una mujer que trabaja en el Conalep de Puerto Vallarta y donde al parecer también trabaja la hermana de María Teresa Carrillo Hernández.
Ahora bien, la ejecutiva de Banamex siempre hizo su trabajo a través de la oficina de la sucursal centro (que es la matriz en Puerto Vallarta), pues de ahí habría hecho las llamadas para invitar a otros cuentahabientes a que hicieran depósitos en una cuenta especial y que en un tiempo corto tendrían altos rendimientos.

En este sentido, el columnista pudo tener acceso a los estados de cuenta que María Teresa Carrillo entregaba a sus futuras víctimas para tranquilizarlos de que su inversión estaba segura; y de acuerdo con una consulta que la propia Carrillo hizo al sistema Bancanet de Banamex el 20 de enero de este año 2011, el saldo de la cuenta Maestra o Perfiles, tipo contrato, con terminación 840, registraba la cantidad de 12 millones 147 mil pesos.

María Teresa Carrillo Hernández tenía o tiene a su nombre, al menos la consulta de Bancanet a primera vista, siete cuentas, dos de ellas tipo contrato, dos de inversión y tres con tarjetas, una de ellas de “pago mático”. En cuatro de estas cuentas el saldo no está disponible, en una tiene cinco pesos con 22 centavos, en otra cero pesos y la más alta es la 840, con 12 millones 147 mil pesos.
En un correo electrónico que Teresa Carrillo envió a sus víctimas, desde la dirección electrónica tekahe@hotmail.com el 20 de enero pasado, les dice lo siguiente:

“Hola chicas:

Les comento que lo mas probable es que el martes de la semana que entra no se a que hora les entregue algo de dinero les soy honesta y les digo que no se a que hora porque el lunes me dicen cuanto y es posible que me lo den el mismo lunes pero para no estar con ustedes en expectativa les digo que el martes quedando en lo que estábamos de dar tiempo a que del 31 al 2 de febrero se libere todo el monto YYYYYYYYYYYYY a partir del tres empezar a mover la cuenta no el mismo 2, les comento tal cual como me dicen que les diga para no mentirles y decirles si mañana, hoy, etc., si es el lunes, no quise mandarles a todos el correo por la información que se manda por favor ustedes lo pasan a los demás y cuiden mucho por favor mi cuenta pues me da miedo mandar este tipo de información por correo.

Saludos y gracias”

BLOQUEAN LA CUENTA

Otro de los afectados, contó que estaban metidos en este fraude unas 50 personas, que Teresa les decía que la prestación era del gerente regional, “y que por eso necesitaba que invirtiéramos ahí; todo el fraude fue dentro de la sucursal de Banamex del centro, se utilizó oficinas y teléfonos del Banco, tenemos grabaciones; la cuenta esta bloqueada por el Banco, no por una orden de un juez por presunto lavado de dinero. Hay muchas personas endeudadas por culpa del Banco, una está vendiendo su casa para salir del asunto, pedimos ayuda porque el Banco nos va salir que la chava ya no trabaja en el Banco, pero la cuenta esta ahí y la prueba te la mando, que nos regrese nuestro dinero invertido, nomás”.

LA VERSION DEL BANCO

Este medio de comunicación buscó al gerente del Banamex para que diera una versión sobre la presunta implicación del Banco en este presunto fraude, y el encargado de la sucursal centro, Aarón Ibarra, prometió que buscaría a la persona adecuada para que nos dieran una respuesta.

De esta manera, la subdirectora regional de Prensa de Banamex con sede en Guadalajara, Ángela Meraz, en un escueto boletín informó que la señora María Teresa Carrillo Hernández fue despedida de la Institución, luego de descubrirse que, efectivamente, invitaba a personas para que invirtieran en una cuenta donde ofrecía altos intereses, que por estos mismos hechos fue denunciada ante la Procuraduría General de Justicia de Jalisco.

El comunicado dice:

Sr. Olmos:

1.- La señora María Teresa Carrillo Hernández fue empleada de Banamex durante 8 años, periodo en el que se desempeñó con probidad como asistente administrativa (sin atención a clientes o en sucursal).

2.- El año pasado, gracias a los permanentes sistemas de monitoreo con los que cuenta esta institución, tras detectar un comportamiento inusual por parte de la empleada, se inició una investigación por conducto de las áreas de seguridad y jurídico a petición de su jefe directo.

3.- Esta investigación arrojó que la señora Carrillo Hernández invitaba a personas conocidas a invertir en un supuesto fondo con intereses de más del 100% pagaderos en un plazo determinado y las invitaba a que le depositaran en su cuenta personal el monto de la cantidad a invertir.

4.- Aunque en ningún momento la señora Hernández Castillo utilizó recursos del banco para cometer los presuntos ilícitos, los resultados de esa investigación provocaron que la señora Carrillo Hernández fuera despedida el 26 de noviembre pasado

Adicionalmente, Banamex interpuso una denuncia de hechos el 14 de enero del 2011, lo que permitió que se abriera una averiguación previa (la número 223/2011) en la Agencia 1 del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco.

La denuncia fue ratificada por el 23 de marzo pasado.

5.- A la fecha, cuatro personas que fueron presuntamente afectadas por la señora Carrillo se han presentado en nuestras instalaciones para denunciar estos ilícitos. No obstante, al haber actuado la señora Carrillo a título personal y al no haber relación alguna entre su conducta fraudulenta y esta institución, les hemos orientado para que presenten las demandas correspondientes frente a las autoridades competentes, como complemento a la averiguación previa abierta por el banco.

6.- Banco Nacional de México expresa su solidaridad con estas personas (y otras que pudieran haber resultado afectadas) y mantiene una posición de colaboración abierta y permanente con las autoridades.

Ante la pobre respuesta, le enviamos una nueva solicitud de información a Ángela Meraz:

Estimada Ángela Meraz:

Nosotros contactamos al señor Aarón Ibarra (gerente en Puerto Vallarta) para pedirle una postura clara y amplia de Banamex en este caso, en virtud de que vamos a publicar el presunto fraude en el que probablemente también está implicado el propio Banco o algunos de sus ejecutivos. Nosotros no somos Ministerio Público, sólo daremos a conocer al público la información que poseemos, por lo que le solicito de la manera más atenta abunde con más datos sobre este problema, de así considerarlo conveniente, ya que deja muchas dudas y cabos sueltos sobre la actuación del Banco.

Por ejemplo --y le preguntamos para que de ser posible nos respondan con mayor precisión-- ¿Quién era el jefe inmediato de la señora Carrillo? y que según ustedes fue el que pidió la investigación (en su caso, dónde está la solicitud interna para investigar a Carrillo), porque tenemos testimonios, algunos grabados, que implican a un gerente de Banamex en este presunto fraude.

Asimismo, existen pruebas de que las llamadas de la señora Carrillo a las presuntas víctimas se hicieron desde teléfonos de la sucursal centro de Banamex --por lo que sí se habrían utilizado recursos del Banco para cometer el presunto fraude-- y lo que es peor, ustedes dicen que la señora Carrillo ya no trabaja en el Banco desde el 26 de noviembre pasado y según los afectados, todavía les llamó desde el Banco hace tres meses.

Los afectados no han tenido una respuesta clara de quién les va a regresar su dinero --puesto que fue una ejecutiva de Banamex quien los engañó-- sólo les dijeron que por una orden judicial, la cuenta se congeló por presunto lavado de dinero (¿¿¿¿?????) y que el problema es entre particulares.

Si es así, por qué el Banco no exhibe esa orden judicial para ver en qué se basó el juez, la CNBV o la SHCP para congelar la cuenta.

También necesitamos una copia de la denuncia que el Banco interpuso contra la señora Carrillo para ver con claridad el deslinde de Banamex en este presunto fraude. Por igual, en qué agencia y en qué delegación de la PGJ se puso la denuncia para preguntar por qué a la fecha no se ha detenido a la señora Carrillo para que responda por estos hechos, ya que sólo ella podría deslindar o incriminar a la Institución en este caso.

Necesitamos saber asimismo a cuáles personas --ustedes dicen que son cuatro-- las orientaron para que denunciaran a la señora Carrillo por esa conducta que ustedes dicen fue fraudulenta.

Por lo pronto, le informamos que por cierre de edición tenemos hasta el día miércoles próximo (25 de mayo del 2011) para publicar la versión oficial de Banamex con los datos que les estamos pidiendo.

La respuesta de Banamex a estas interrogantes nunca llegó y hoy se sospecha que algún alto ejecutivo del Banco podría estar involucrado en este presunto fraude.