lunes, 28 de febrero de 2011

SE DERRUMBA LA IMAGEN DEL CHEF THIERRY BLOUET POR DENUNCIA PENAL



Por Jorge Olmos Contreras

Hijo de padre francés y madre italiana, pero nacido en Puerto Rico, el chef Thierry Blouet –propietario del famoso restaurante Café de los Artistas—que lleva operando su negocio poco más de 20 años en Puerto Vallarta, acaba de meterse en graves líos judiciales al ser demandado y denunciado por un empleado, que descubrió que el señor Blouet trabaja con una empresa “outsourcing”, mejor conocidas como “Pagadoras” que utilizan esquemas indebidos de sustitución laboral para evadir responsabilidades fiscales y burlar los pagos que deben hacer al Instituto Mexicano del Seguro Social y al Infonavit.

Considerado un “ícono” de Puerto Vallarta por las revistas de sociedad y gastronomía, el Café de los Artistas no sólo es un referente constante en Puerto Vallarta, sino que su propietario es catalogado por periódicos como el Vallarta Opina-Milenio, como un promotor “incansable” de este destino turístico y su oferta gastronómica.

No sólo eso, sino que Thierry Blouet tuvo una intensa actividad el año pasado con motivo del bicentenario de México, al ser contratado para ofrecer una comida para paladares exigentes en el Club de Banqueros de México, e irse después al festival del sabor en Oaxaca.

Para mejorar sus relaciones públicas, ahora que su negocio ha crecido como la espuma y que tiene más de 100 trabajadores a su servicio, Thierry Blouet contrató a una profesional en la materia, Francia Anaya, una mujer que el año pasado realizó una reestructuración en todas las áreas de la empresa y que fue pieza clave para el festejo de los 20 años del Café de los Artistas.

Con todo esto encima, Thierry Blouet se dio tiempo para ser uno de los principales protagonistas del “Festival Gourmet Internacional”, que se llevó a cabo en esta ciudad del 11 al 21 de noviembre pasado.

COMO CASTILLO DE NAIPES

Pues bien, toda la buena imagen que Thierry Blouet ha construido en 20 años, de pronto se está desmoronando por una agresiva demanda laboral y una fuerte denuncia por presunta evasión fiscal, cuya investigación para una exhaustiva auditoría ya se encuentra en las oficinas del IMSS delegación Nayarit, IMSS Puerto Vallarta, el Infonavit, el SAT de la SHCP y en la PGR.

El demandante es una persona que trabajó para las empresas de Thierry Blouet, de nombre José Arturo Riú Vázquez, quien se dirigió a la Presidencia de la República para exigir se le haga justicia y a la vez se investigue al chef y a sus negocios por presuntas prácticas lesivas contra el fisco mexicano.

Las firmas demandas son Grupo Blouet, Café Des Artistes, Thierrys Prime, Operadora Café Des Artistes, Café Des Artistes del Mar, Hotel Des Artistes y Grupo Cruzant, según el oficio 00803 firmado el 16 de febrero por Araceli Peña Salcedo de la oficina de Atención Ciudadana del IMSS en la Ciudad de México y enviado como respuesta a una solicitud de información, a través de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

También el 16 de febrero, el ingeniero Andrés E. García Olvera, del Departamento de Supervisión de Auditoría a Patrones en Nayarit del IMSS, envió un escrito al demandante donde le informa que en la denuncia interpuesta al patrón Vázquez Puga y sus sucursales, Grupo Cruzant S.A de C.V., Café Artistes y C. Thierry Jean Patrick, deberá presentar una serie de requisitos, tanto del patrón como del afectado para darle seguimiento puntual, además de que le pide que si hay más trabajadores en condiciones irregulares también se lo haga saber.

UNA BOLA DE NIEVE

En este contexto, la bola de nieve que se le viene encima a Thierry Blouet no es cualquier cosa, sobre todo porque de descubrirse el boquete habría causado al fisco mexicano y a instituciones como el Seguro Social y el Infonavit por retener, a través de una Pagadora, las cuotas de ley y no enterarlas, le podrían fincar responsabilidades de carácter penal y ser llamado a cuentas por la PGR.

Lo más delicado de todo, es que al parecer la empresa “outsourcing”, que trabaja como patrón sustituto de las empresas de Thierry Blouet, es la misma que fue auditada por el SAT el año pasado y cuyas operaciones ilícitas se ubicaron al menos en seis Estados de la República.

En ese entonces, el SAT informó que por promover la evasión fiscal y esquemas de pago tipo “outsourcing” para no pagar cuotas del Seguro Social, la PGR y el SAT catearon las oficinas del despacho “Álvarez Puga y Asociados” en 7 ciudades del país, incluyendo su matriz en la Ciudad de México.

Mediante un comunicado conjunto, ambas dependencias señalaron que el despacho encabezado por el empresario Luis Eduardo Álvarez Puga incurría en prácticas fiscales indebidas, por lo que sus oficinas fueron intervenidas por 73 auditores del SAT, 7 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y 93 elementos de la Policía Federal. Durante la operación fueron aseguradas decenas de computadoras, libros de contabilidad e información de contribuyentes que han aceptado este tipo de prácticas.

AMORDAZAN A EMPLEADOS

Además, se aseguraron documentos de clientes, proveedores, estados de cuenta y chequeras vinculadas con siete actas circunstanciadas por el delito de defraudación fiscal, mismas que están radicadas en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delitos Federales de la PGR.

EL SAT explicó que despacho “Álvarez Puga y Asociados” asesora a sus clientes para que incurran en conductas de evasión fiscal y esquemas de pago “outsourcing”, los cuales consisten en transferir trabajadores a sociedades cooperativas para evitar el reparto de utilidades, pago de impuestos y de seguridad social.

“Álvarez Puga y Asociados” amenaza y maniata a sus empleados y trabajadores para que no proporcionen ningún tipo de información a nadie, so pena de aplicarles una “cláusula de confidencialidad” cuya sanción interna es de un millón de pesos y en ocasiones de más dinero.

Asimismo, el SAT informó que en agosto pasado en coordinación con la PGR, la SSP y el IMSS, inició un operativo de fiscalización en contra de contribuyentes que han utilizado esquemas indebidos de sustitución laboral.

Este operativo, que se origina del seguimiento al programa de verificación de despachos que ofrecen asesoría para utilizar estos esquemas, se realizó simultáneamente en 5 ciudades del país y contempló acciones de fiscalización dirigidas a contribuyentes de giros como futbol, agencias de automóviles y hoteles.

Como ven, algunas empresas, con tal de no pagar las cuotas de seguridad social de sus trabajadores, recurren a un esquema fraudulento para evadir sus responsabilidades.

En el caso de Thierry Blouet la situación es más complicada, porque al parecer en Puerto Vallarta es muy frecuente que algunos empresarios, del ramo hotelero y gastronómico, traten con la punta del pie a sus trabajadores, como ocurre por ejemplo en el restaurante “Trío”, donde un holandés trata de mentada de madre para abajo a sus empleados, a quienes despide al menor motivo, provocación o porque amaneció de malas.

Thierry Blouet es uno de estos casos, pues mientras algunos medios de comunicación lo consideran un ícono de Puerto Vallarta y aparece siempre con una sonrisa “promocionando” el destino con su festival gourmet –casi, casi haciendo obras de caridad--, por el otro muestra una cara dura, hostil y agresiva contra sus propios trabajadores, como el caso de José Arturo Riú Vázquez.

INFORMACION CLASIFICADA

A RESERVA DE AMPLIAR EL TEMA, EL CASO DEL PRESUNTO desalojo de un restaurantero en la playa del Holiday Inn para beneficiar la zona federal que está en poder del empresario Elías Sacal, dueño del desarrollo Grand Venetian, tiene mucha hebra para desenredar y seguir la punta de la madeja. De entrada, el presunto afectado, que no lo es tanto, un señor de apellido Montaño negoció la entrega de un millón 100 mil pesos (algunos aventurados dicen que quería 18 millones de pesos) para quitar su restaurante, y al final se medio rajó. Y decimos se medio rajó porque ya trae en la bolsa 500 mil pesos.


En segundo lugar, no comprendemos cómo es que el señor Sacal, que se ha visto envuelto en una y mil transas, decidió desembolsar más de un millón de pesos (y mire que para que Elías Sacal suelte un peso está en chino) para que un pobre hombre que no tiene concesión de zona federal se retire del lugar.

En tercer plano, ¿por qué no se esperaron a que la Profepa, autoridad que ya había emplazado al ocupante irregular de la zona de la playa hiciera el trabajo jurídico y desalojara al señor Montaño?

Alguien está haciendo cosas buenas que parecen malas o buenas que parecen malas, como usted quiera.

La cosa es que no se respetó el marco legal y un intermediario de lujo, de nombre Luís García Ortiz (a) El Molacho, hizo mal su trabajo.

ARDE TROYA EN EL ONMPRI… Un grupo de mujeres no le van a perdonar a Chonita Aréchiga que se haya prestado al juego para imponer a Yutih López Yerena en la presidencia del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) capítulo Puerto Vallarta el sábado pasado en el auditorio de ese partido.

Resulta que Chonita –quien es la anterior presidenta--, ya sabía lo que se gestaba para removerla y ocultó todo el tiempo la verdad, además de que estuvo de acuerdo en lo desaseado de la convocatoria, publicada apenas el jueves y la elección fue el sábado, con lo que les dieron un auténtico “madruguete” a quienes querían una elección abierta y participativa.

Lo peor es que el sábado hubo acarreados --decenas de jovencitas que fueron a apoyar a Yudith López y hasta porros, como una güera que trabaja en el DIF y que a punto estuvo de irse a golpes contra Tita Dueñas--, que fueron a “legitimar” el cambio.

Cobardes, ningún dirigente de sector, ni de partido estuvo presente en el albazo, pero eso sí, mandaron a “observadores” como a Esteban Aréchiga y David de la Rosa –que ni mujeres son—para atestiguar los hechos.

Las inconformes dicen que el proceso será impugnado ante el diputado federal Arturo Zamora Jiménez. Veremos si es cierto, porque luego se rajan.

UNA BUENA NOTICIA… Hay que reconocerle al alcalde Salvador González Reséndiz una cosa: Su valioso apoyo para impulsar el deporte y brindar todo tipo de facilidades para que los sábados se lleven a cabos partidos de futbol de la segunda división profesional de ascenso, como el del sábado en que se enfrentaron Los Delfines de Vallarta (equipo de casa) contra los de Guamuchil, Sinaloa.
Que siga por ese camino, es el correcto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario